El último soldurio

Europa Press

El periodista Javier Lorenzo debuta como novelista con 'El último soldurio', un libro que narra en clave de ficción pero con una base histórica real, la vida de Corocotta, el último caudillo hispano, concretamente cántabro, que se enfrentó a los romanos.

El autor dijo haber pretendido escribir un libro que sea un "retrato de la España antigua, una novela histórica pero también de aventuras" que relata, a lo largo de 600 páginas, un periodo convulso y salvaje.

Lorenzo definió a Corocotta como el "Asterix español", un personaje que bien podría asemejarse a Viriato o a Braveheart, es decir, un héroe. El autor señaló también que uno de sus objetivos ha sido describir los usos y costumbres no sólo del pueblo cántabro sino de sus vecinos más cercanos (los astures o los vascones) y de otros más alejados (los cosetanos o los baleáricos, por ejemplo).

En este sentido, Javier Lorenzo dijo no haber escrito una novela localista sino que afecta a todos aquellos que poseen raíces hispánicas.

TÍTULO

El autor explicó el título de su novela que recoge un término, "soldurio", que no existe en el diccionario pero que, sin embargo tiene más de 2000 años de antigüedad. Esta palabra hace referencia a los guerreros que, poniendo a un dios como testigo, entregaban su vida al servicio de un señor. Se caracterizaban por su valor legendario y su osadía y eran mucho más que mercenarios.

Así, ésta es la historia de uno de esos soldurios, aquel cuyo recuerdo permanece aún vivo en las leyendas cántabras. Lorenzo da vida al último caudillo de una raza orgullosa, de una cultura que tuvo que desaparecer ante el empuje de un imperio invencible. En este sentido, el autor dijo haber realizado "una reflexión sobre España y los pueblos que la componen" y le gustaría, por ello, que el libro fuera bien acogido especialmente en el País Vasco donde "alguien ha reivindicado la figura de Corocotta como vascón usurpando algo que no les pertenece". Y añadió que aunque este heroico personaje nunca fue vascón le encantaría que en el País Vasco lo interpretaran como suyo, como "alguien que buscaba el compromiso, el diálogo y la inteligencia".

Último soldurio EL PAPEL DE LA MUJER

Por otra parte, Javier Lorenzo aludió al papel esencial que tiene la mujer en su novela, un libro aparentemente "muy varonil" pero que retrata el fin del matriarcado. "Siempre me han gustado ese tipo de mujeres fuertes, de una pieza, que tienen un poder efectivo, como el de las que aquí aparecen", señaló.

El autor dijo igualmente que en su libro aparecen grandes palabras como amor, odio, venganza, libertad, identidad... sin que por ello haya construido una novela grandilocuente.

El académico José María Blázquez que asistió a la presentación del 'El último soldurio', calificó esta novela de "hábil, cómoda y fácil de leer, una buena reconstrucción histórica que pone en evidencia la magnífica información que posee su autor". Blázquez aseguró que novelas como ésta "favorecen el oficio de historiador" y elogió esta manera de "sacar al mercado la Historia".
Otros articulos