Casa de Asia: Arte Sagrado

Europa Press

La Casa Asia de Barcelona acoge, hasta el 20 de julio, la exposición 'Arte sagrado de las tradiciones índicas: hinduismo, budismo y jainismo', una muestra de 43 piezas de arte clásico religioso de entre los siglos II y XVIII procedentes de la India, los Himalayas y el sudeste asiático.

Las obras, que pertenecen a diversas colecciones privadas españolas, son representativas de las tres grandes religiones del mundo índico. La exposición, que cerrará su itinerancia en Barcelona, ya se pudo ver entre marzo y abril en Girona.

La exposición consta de 39 esculturas, creadas con materiales como la piedra, la madera, el mármol, el bronce, el hierro, el latón y el cobre, y cuatro pinturas realizadas a la témpera sobre tela. El predominio de las esculturas expresa el valor que el lenguaje arquitectónico tiene dentro del arte sagrado oriental.

Los comisarios de la muestra, Carlos Cruañas y Ana Pániker, escogieron las piezas de la exposición siguiendo criterios de veracidad y relevancia artística y optaron por acotar el terreno y ceñirse a las obras de carácter religioso o imágenes sagradas, sin entrar en el terreno de las artes decorativas.

Entre las piezas expuestas figuran esculturas de Siva, una divinidad femenina de Camboya del siglo X, una figura de bronce de Visnu, un pedestal con animales y la diosa Chakresvari y Budas de distinta procedencia.

CULTO A LO FEMENINO.

Arte sagrado hinduismo La exposición sigue las tres grandes religiones o tradiciones comunes en las culturas índicas. La muestra se abre con el hinduismo y se exponen piezas que demuestran cómo a partir del siglo VI la religiosidad y el arte en la India se tiñen de un culto a lo femenino por lo que los dioses se representan junto a sus consortes.

La muestra sigue con el tantrismo, una práctica esotérica transmitida de maestro a discípulo que, a partir del siglo VII, se extendería desde la India a los Himalayas y el sudeste asiático, impregnando de sus contenidos al hinduismo, el budismo y el jainismo.

Esta práctica establece una relación de correspondencia entre el cuerpo humano y el cosmos y en la exposición se hace patente a partir de cuatro pinturas nepalís del siglo XVIII.

La exposición finaliza con el jainismo, que predica el ascetismo puro y la no violencia, en la que la muestra vuelve a retomar las esculturas de Parovanatha y Mahavira, que en esta religión significan lo mismo que Buda para los budistas, y el budismo.

Los comisarios de la muestra aseguraron que todas las religiones índicas proclamaban la "liberación" y que ello se refleja en las esculturas y pinturas presentes en 'Arte sagrado de las tradiciones índicas'.

Por otra parte, la Casa Asia tiene en proyecto la creación de un museo asiático virtual en el que se pueda consultar todo lo referente al arte e histórica asiática.
Otros articulos