Paul Sussman novela en 'El guardián de los arcanos' un thriller arqueológico con el conflicto palestino de fondo

Europa Press

El escritor y periodista británico Paul Sussman regresa con 'El guardián de los arcanos' (Plaza&Janés), un thriller arqueológico con el conflicto entre Israel y Palestina como telón de fondo y un misterioso objeto que los sacerdotes judíos salvaron de las tropas romanas en Jerusalén como eje de la trama.

Esta es la segunda novela de Sussman tras la exitosa 'El enigma de Cambises' y en ella aborda una investigación en la que se ven envueltos dos policías --recupera el personaje del inspector Kalifa-- y una periodista en la búsqueda del objeto, cuyo rastro seguirán a través de la Jerusalén invadida por el Imperio romano, las Cruzadas, la herejía cátara y el holocausto nazi.

En una entrevista concedida a Europa Press, Sussman aseguró que tras el éxito de su novela de debut --sobre todo en España-- tuvo la "presión" de mejorar la calidad de su nueva obra apostando por unos personajes "más profundos" y una trama "más complicada".

En la novela, también se vislumbra la pasión del británico por la historia. Sussman dijo que en este libro ha tenido que realizar una tarea de investigación mayor que en su predecesora al haber diversos tiempos históricos.

Sussman afirmó que 'El guardián de los arcanos' tiene una mayor "carga política" que su obra anterior ya que el conflicto árabo-israelí focaliza la trama. Parte de la acción se desarrolla en Jerusalén en la que aparecen líderes extremistas de ambos bandos y se hace mención a los fanáticos suicidas.

"VISIÓN EQUILIBRADA" DEL CONFLICTO

Guardián Arcanos Sussman El escritor, de familia judía, mostró su ideología propalestina al asegurar que es un pueblo que "ha sufrido muchas injusticias". Sussman, sin embargo, ha intentado dar "una visión equilibrada" en la novela del conflicto árabo-palestino.

Sussman se mostró optimista ante la posibilidad de que llegara la paz a la zona, aunque aseguró que para llegar a ella se tendrá que "tensar la cuerda". En una particular teoría, consideró necesario que tanto Palestina como Israel han de tener un "líder guerrero para luchar contra el enemigo" ya que comprenderían mejor la posible cesión de territorios. "Si Sharon cediera territorios, muchas personas lo aceptarían porque es un guerrero", añadió.

Paul Sussman aseguró que para llegar a la paz las dos partes tendrán que "hacer sacrificios" a los que "la mayor parte están predispuestos". "Desgraciadamente --añadió--, las agendas políticas las llevan los extremistas".

El escritor, quien aseguró que "escribe" pero "no lee" este tipo de novelas, se halla trabajando en una tercera novela que será un nuevo thriller arqueológico en el que pondrá en escena la historia personal de una arqueóloga y aparcará momentáneamente al inspector Kalifa
Otros articulos