'Las miserias del Héroe'

Europa Press

Germán Temprano García (León, 1962) "paga una deuda" a la generación de sus padres en 'Las miserias del Héroe', una novela ubicada a finales de los años sesenta. El libro retrata "como vivían" las personas, "que sin ningún futuro y pocas oportunidades", "reinventaron el objetivo de evitar que sus hijos pasaran por las mismas estrecheces que ellos", explica el periodista, que publica ahora su primera novela en la editorial InÉditor.

En una entrevista concedida a Europa Press, Temprano García insistió en que 'Las miserias del Héroe' es un "sentido homenaje" a sus padres y a la "gente humilde y esforzada de una generación muy concreta de un tiempo muy concreto". El libro quiere reflejar cómo se vivía a finales del franquismo a través de los ojos de un niño, apodado el Chule por sus amigos de un barrio paupérrimo de Madrid.

Según explicó el autor, la infancia de Chule transcurre entre las enseñanzas de un "cura rojo", la lectura de los "tebeos del Capitán Trueno", el descubrimiento del amor y como referente la figura de su padre, un ídolo en descomposición que pondrá de manifiesto la "contradicción" entre la realidad y la ficción del protagonista reflejada en la "espada flamante del capitán Trueno y la escoba de su padre, que es barrendero", concretó.

La abuela que guarda las "sobras de la comida", el "cura franquista", el tío que "despunta un poco económicamente y por comprar un paquete de Winston se cree un marqués" o la gala de "Eurovisión" son otros personajes que conforman la novela, escrita entre 1998 y 2000, antes de que se estrenara la serie televisiva 'Cuéntame', aclaró entre bromas el autor.

LA GENERACIÓN QUE LEVANTÓ EL PAÍS

Germán Temprano En cuanto a la documentación, "he sido un poco exagerado con el rigor informativo, he estado en la hemeroteca, he visto películas" y también "tengo mis propios recuerdos", como la "muerte de Franco" o la captura de "El Lute".

El autor lamentó que no se ha reconocido lo suficiente a "la generación que levantó entre todos este país", que "no le importaban a nadie porque ni siquiera se votaba". "Me crié en un barrio bajo y estoy muy orgulloso de ello con unos códigos que no hay en otro sitio", dijo. El libro, tiene una parte "autobiográfica" ya que los personajes inspirados en "estereotipos" que Temprano ha conocido. "Me cuesta mucho fabular", admitió.

Sin embargo, el escritor no quiere dar una "imagen desoladora" de la vida del Chule. 'Las miserias del héroe', "ni son 'Las cenizas de Ángela' ni los cuentos de Dickens", advirtió. A pesar de las "estrecheces" que se narran y de que "no tenías muchas cosas", es una novela muy divertida con "personajes entrañables".

"MUCHA GENTE SE HA DEJADO LA PIEL POR LA TRANSICIÓN"

El autor reconoció tener suerte por ser de los "primeros hijos de la Transición", que no vivió en una sociedad tan opresiva, y que además vivió "muchas cosas en muy poco tiempo" de manera "intensa". Además, recordó que "mucha gente se ha dejado la piel, literalmente, por la Transición y el reconocimiento siempre es para los mismos".

El escritor se declaró "nostálgico relativamente" pero no echa en falta la sociedad de antes, sólo extraño "tener quince años". Vivimos en un país libre en el que se puede respirar y aunque "la situación sería mejorable", en su opinión, la balanza es positiva.
Otros articulos