George Alexander Portillo

Europa Press

Los miembros del jurado critican públicamente la "dejadez" de las administraciones en la casa del Nobel Vicente Aleixandre

El poeta George Alexander Portillo (San Salvador, 1973), conocido por el pseudónimo de Jorge Galán, fue galardonado hoy con el Premio Adonáis de Poesía 2006, en su 60º edición, con su obra 'Breve historia del Alba'. El jurado valoró su "dominio de los recursos expresivos que sirven a una rica visión de la naturaleza y a una voz intensa y reflexiva". El premiado recibirá una escultura realizada por Venancio Blanco y cien ejemplares de su obra premiada en concepto de derechos por esta primera edición.

Asimismo, fueron premiados con accésits, el poeta granadino Antonio Praena por su libro 'Poemas para mi hermana' y el cordobés Francisco Onieva por su obra 'Perímetro de la tarde'. El jurado valoró en el primero de los casos el tratarse de una obra "cargada de emociones y afectividad matizadas por el sentido de lo religioso y todo ello visto con un lenguaje basado en la naturalidad". En cuanto al segundo autor y a su obra, un libro de poemas breves, aludió al "lenguaje que invita a la meditación a través de las cosas".

MUY PREMIADO

George Alexander Portillo George Alexander Portillo recibió el primer Premio Nacional de Literatura en 1996, siendo estudiante de primer año en la Universidad Jesuita de San Salvador. En 1998 y 1999 obtuvo galardones similares y en 2000 recibió el título de Gran Maestre de Poesía Nacional.

Cuatro años después obtuvo el Premio Hispanoamericano de Poesía de Quetzaltenago (Guatemala) y en 2005 se alzó con el premio Charles Perrault de Cuento Infantil. Ese mismo año obtuvo el Nacional de Teatro Infantil con 'El hechizo del mago'. En 2006 ha ganado además el Premio Nacional de Novela de su país con 'El sueño de Mariana'.

Entre sus libros publicados cabe citar una Antología de los Ganadores de Premios Nacionales, 'El Día Interminable', 'Tarde de Martes', 'Una primavera muy larga' y 'La Habitación'.

"ACTO DE JUSTICIA"

El jurado de esta edición estuvo constituido por Carmelo Guillén Acosta, Joaquín Benito de Lucas, Diego Jesús Jiménez, Julio Martínez Mesanza y Antonio Colinas. Este último, en representación de los demás, se hizo eco de unas palabras de bienvenida pronunciadas por el presidente de la sección de Literatura del Ateneo de Madrid, Alejandro Sanz (presidente también de la Asociación de Amigos del poeta Vicente Aleixandre) quien aludió a la "dejadez" y "falta de voluntad" de las distintas administraciones en la casa madrileña del que fuera también Premio Nobel.

Colinas señaló que "resulta inexplicable que la casa de un premio Nobel se deje abandonada y bajo el riesgo de que desaparezca" y recordó que por ella pasaron cinco generaciones de poetas "desde Pablo Neruda, Miguel Hernández o los poetas de los años 50 y 60 e incluso más jóvenes", dijo. "Quiero reclamar públicamente la atención hacia este asunto para que esa casa sea recuperada. Es un acto de justicia", recalcó.

El Premio Adonáis de Poesía lo concede anualmente Ediciones Rialp a un poemario inédito en lengua castellana. Fue constituido al mismo tiempo que la colección del mismo nombre en 1943, como apuesta bajo el signo de Biblioteca Hispánica regida por Juan Guerrero Ruiz, gran amigo de Juan Ramón Jiménez, para contrarrestar la creciente oficialidad de la poesía. En 1946, ambos empeños serían adoptados por Ediciones Rialp, que los ha venido desarrollando hasta el día de hoy.

Entre los premiados en las últimas ediciones figuran Joaquín Pérez Azaústre (2000), José Antonio Gómez-Coronado (2001), Adrián González da Costa (2002), Javier Vela Sánzhez (2003), José Martínez Ros (2004) y Carlos Vaquerizo (2006).
Otros articulos