Compañeros del Guernica




Europa Press

El Guernica de Picasso, pieza angular de la colección del Museo Reina Sofía, se exhibe ahora bajo una nueva iluminación y el público accede a verlo de manera frontal. Además tiene nuevos 'compañeros' de sala: la maqueta original realizada por Calder de la obra 'Fuente de Mercurio', que ha sido cedida en depósito por la Calder Foundation de Nueva York y la proyección de la película que se exhibió en 1937 en el Pabellón Español, Espagne 1936, dirigida por Jean Paul Dreyfus con guión de Luis Buñuel.

"El Guernica se ve ahora como en aquella época y con sus nuevos compañeros admite múltiples lecturas" "He movido el edificio pero no el Guernica", aclaró Borja-Villel, quien explicó hoy a la prensa la reforma que va a realizar en el Museo que darán la vuelta al museo "como a un guante" y que finalizarán en 2010 o 2011.

El responsable del Reina ha comenzado los cambios dotando al Guernica de un nuevo contexto y enfocándolo con una nueva iluminación, que permite apreciar "los ricos matices" de esta obra maestra, como si hubiera sufrido una exhaustiva limpieza.

Asimismo, se ha recuperado la maqueta del Pabellón Republicano, una pieza fundamental para entender la labor realizada por el gobierno español en la Expo, durante la II República, que sirvió a los artistas españoles como un medio de propaganda y denuncia del conflicto bélico en el extranjero.

Guernica de Picasso Para el contenido del Pabellón Español, el Gobierno de la República contó con la colaboración de los artistas españoles más importantes de su época, como Joan Miró, Julio González, Alberto Sánchez, o Pablo Picasso. El pintor malagueño hizo varias esculturas, como por ejemplo La Dama oferente, pero sobre todo, realizó un inmenso cuadro que se convertiría en icono del pinto: el Guernica.

LA FUENTE DE MERCURIO Y LOS NAZIS.

Respecto a la maqueta original realizada por Calder de la obra 'Fuente de Mercurio' el artista la ideó para el Pabellón y para poner de relieve el mercurio integrándolo en la propia escultura.Calder colocó un móvil metálico que vibraba por el movimiento que se producía al caer el mercurio al estanque. El móvil incluía en la parte superior la palabra "Almadén" en alambre de cobre.

La colocación de la obra en el Pabellón Español tenía un claro sentido de denuncia: Almadén, que albergaba grandes minas de mercurio fue uno de los objetivos del ejército rebelde contra la República y durante 1937 fue objeto de importantes ofensivas.

El Gobierno de la República estaba interesado en poner de manifiesto los intereses económicos y capitalistas que rodeaban el alzamiento y la Guerra Civil, ya que los alemanes eran firmes pretendientes a las concesiones de estas minas de un metal de gran valor. "Sabemos que los nazis estaban muy interesados en la explotación de Almadén", explicó Borja-Villel para quien esta pieza denuncia la "barbarie" de la guerra y la "hipocresía" de su ideales.

Y frente al Guernica, se exhibe la película que se proyectó en 1937 en el Pabellón Español, Espagne 1936, dirigida por Jean Paul Dreyfus con guión de Luis Buñuel. La cinta cuenta los logros republicanos, el levantamiento del general Franco y los crueles bombardeos de Madrid.

FOTOGRAFÍAS DE ROBERT CAPA.

Aunque han cambiado de ubicación, se sigue mostrando obras emblemáticas de Picasso, como la 'Dama Oferente' o el 'Hombre del Cordero', y una selección de los dibujos preparatorios del Guernica así como fotografías de Dora Maar relativas al proceso de creación de la obra y como novedad una selección de fotografías de Robert Capa relativas a la Guerra Civil española.

Algunas de las fotografías que exhibe el Museo Reina Sofía sobre el Pabellón fueron tomadas por Kollar y Roness-Ruan. Las imágenes muestran la distribución arquitectónica del edificio, las instalaciones de las obras, los soportes museográficos realizados por Alberto Sánchez y los fotomontajes que realizó J. Renau.

Con estos fotomontajes pretendían informar, fundamentalmente, de los logros llevados a cabo por el Gobierno republicano sobre la economía, agricultura, industria, educación y cultura españolas. Destacan los fotomontajes dedicados a la protección del tesoro artístico y a las misiones pedagógicas.

Por otra parte, y en las salas anexas, se muestra una selección de obras de Horacio Ferrer y Antonio Rodríguez Luna, artistas muy comprometidos intelectualmente con la causa republicana y que también participaron en el Pabellón. De Rodríguez Luna el Museo ha incorporado el álbum Dieciséis dibujos de guerra, que contiene ilustraciones de las acciones llevadas a cabo por las tropas fascistas contra la población civil en Andalucía y Extremadura.

Para contextualizar todo ello, El Reina Sofía expondrá en vitrinas una selección de revistas, publicaciones y documentos que fueron editados por el Ministerio de Propaganda.

Al final del recorrido, por las salas anejas al Guernica se exhibe la película 'Canciones para después de una guerra' (1971) de Basilio Martín Patino como testimonio único y emotivo de una época. En ella se recogen sucesivas imágenes escogidas y montadas por su director bajo el hilo conductor de las canciones de los años 40 y 50, desde cuplés hasta himnos de guerra o estribillos de anuncios radiofónicos.

Con estos cambios en la sala del Guernica, Borja-Villel quiere mostrar a los ciudadanos, tan sólo el 'aperitivo' de lo que será un completa reforma con la que se conseguirá ampliar el espacio expositivo a 4.500 metros cuadrados; recuperación y embellecer el edificio Sabatini; reorganizar la colección y flexibilizar los horarios y tarifas. La mayoría de los cambios serán palpables en el 2010.

El director del Reina mostró las que serán futuras salas exposiciones temporales en la primera planta (ahora es una zona de mantenimiento y reprografía) y el especio que albergará la popular escultura perdida de Richard Serra.

NUEVAS ADQUISICIONES.

Todos estos trabajos de "fontanería" según Borja-Villel "no van a costar ni un duro al ciudadano" porque se harán con los presupuestos con los que cuenta el Museo, que está realizando continuas adquisiciones de piezas. En este sentido, anunció que esta tarde el Patronato del Museo aprobará la compra de algunas de ellas.

"Al final de año anunciaremos todas las adquisiciones", indicó el responsable del Reina, quien adelantó que estas nuevas adquisiciones pretenden cubrir el vacío de piezas durante los años 60 y 80; algunas vanguardias históricas y obras de los años 40 y obras de artistas jóvenes, para que el museo no "vuelva a tener lagunas".

Respecto a la colección permanente, Borja-Villel aseguró que se exhibirá en tres plantas (2, 3 y 4) siguiendo un recorrido cronológico, aunque habrá "nuevos modos de explicar la colección" gracias a una "readaptación de los espacios" en cada una de las plantas.

SIN DAR "LA ESPALDA" A LA CIUDAD.

Asimismo se reordenarán los espacios y se mejorarán las indicaciones y la circulación de los visitantes que tendrán tres entradas para acceder al museo. Una nueva entrada, destinada a los grupos y estudiantes estará ubicada en la Glorieta de Carlos V, frente a la estación de Atocha, "para que el Museo no quede de espaldas a la ciudad", matizó Borja-Villel.

Por último, el director del Reina señaló que, a finales de año, la plaza de Sánchez Bustillo, frente al edificio Sabatini, será remodelada gracias al Plan del Eje Prado-Recoletos con el que una gran zona peatonal frente al museo y que el ruido del tráfico no afecte tanto al museo.

Otros articulos

.


Contenido destacado de actualidad

 

La galería de hoy

Galería de guapas y famosas
(Haz click en la imagen para
ver la galería completa)


Mauricio Luque Hola.

Me llamo Mauricio Luque y soy el responsable de que este witio web funcione.
Si tienes alguna queja o quieres hacer alguna propuesta o sugerencia, ponte en contacto conmigo haciendo click aquí.

Gracias, por lo pronto, por visitar estas páginas.