Zoé Valdés recupera el personaje de 'Yocandra' para narrar el exilio cubano desde París en 'El todo cotidiano'

Europa Press

Tras 15 años de 'La nada cotidiana', la nueva novela refleja el cambio "en todos los personajes, menos la isla --Cuba--", según señala

La escritora cubana Zoé Valdés, tras la publicación de la novela 'La nada cotidiana' hace 15 años, recupera el personaje de Yocandra para narrar el exilio cubano desde París (Francia) en 'El todo cotidiano' (Planeta), a través de su experiencia personal, pues en la actualidad vive en la ciudad francesa, donde trabajó en los años 80 en la Oficina Cultural de Cuba en París.

En una entrevista concedida a Europa Press, Valdés, Premio Fernando Lara en 2003 por 'Lobas de mar', ha indicado que el tiempo transcurrido entre la primera historia y la segunda de Yocandra le ha otorgado más experiencia, que sumada al ejercicio de la escritura, ha causado que los personajes se presenten "repensados". Así, ha precisado que el personaje principal le provocada dudas, pues no sabía cómo replantearlo y donde ubicarlo, para finalmente sacarlo de Cuba y reestructura su pensamiento, resultado "un personaje más sombrío pero más enriquecido desde el punto de vista humano", ha dicho.

El todo cotidiano Además, ha comentado que se trata de un personaje que se enriquece con el exilio, pues además de la realidad cubana, que sufre y vive, percibe de forma cercana otros exilios del comunismo como el ruso o el polaco. Además, ha cambiado Estados Unidos, "todos los personajes han cambiado, salvo aquella isla --Cuba--", ha expresado.

Valdés, que ha visitado este lunes Sevilla para promocionar su obra, ha declarado que, tanto a ella como a Yocandra, la distancia de París ayuda, pues viven una "perspectiva más tranquila y cómoda para analizar de forma menos apasionada sobre el exilio".

No obstante, la escritora cubana ha reconocido que no cree que haya una tercera historia de Yocandra, sólo dejando una puerta abierta a entrar en "temas psicológicos y especializados del personaje femenino".

Por otro lado, ha señalado que la novela recoge una radiografía de una parte de los exiliados cubanos, pues, aunque todo el mundo hable del exilio en Miami, le interesaba el destierro en Europa, sobre todo, en París, donde cuenta con bastante experiencia, pues en la actualidad reside en la capital gala.

Así, ha apuntado que la capital francesa es la parte autobiográfica de la obra, indicando que se trata de una ciudad difícil para una persona que no habla francés. En este sentido, ha expresado que muchos de los momentos de humor que se recogen en la obra parten de esas situaciones de inseguridad. "Las tragedias cubanas tienen mucho de tragicomedia y sin el humor no serían el tipo de historias que le gustan contar", ha asegurado.

En este aspecto, la escritora ha precisado que el exilio es más numeroso en Madrid, donde el idioma ayuda, además de que existe más información de primera mano de lo que sucede en Cuba y culturalmente existe más cercanía. "En París nadie sabe lo que es un café cubano, mientras en Madrid lo conocen todos", ha comentado.

"REALIDAD ESPERPÉNTICA"

Los personajes rozan el esperpento porque "la realidad es esperpéntica", según ha afirmando, poniendo ejemplos como la tardanza en el recuento de votos en las últimas elecciones en Venezuela o la indumentaria del presidente, Hugo Chávez, en las citadas elecciones. "Esperpento no al nivel literario de España, sino al nivel de realidad", ha lamentado.

En referencias al ámbito político, ha confesado que "cree mucho en la política y los políticos que hacen bien ésta", pero ha aclarado que "hay muchos que llegan a lugares para los que aún no están preparados para hacer lo que tienen que hacer, es decir, no es su momento". Al hilo de esto, ha explicado que "la política no se tiene que hacer con personas jóvenes simplemente por su juventud, igual que los libros juveniles no tienen que ser escritos por un joven".

En este sentido, ha expresado que le llovieron las críticas cuando afirmó que en las pasadas elecciones a la presidencia de Estados Unidos hubiese votado por el candidato republicano, John McCain, por su experiencia política.

Consciente de que se trata de una novela "bastante autobiográfica, no sólo con el personaje de Yocandra, sino también con el resto", el único mensaje que ha querido transmitir es uno "esperanzador, a pesar de ser una novela dolorosa". Así, ha explicado que el calificativo de esperanzador es consecuencia de la forma de ser del "ser cubano, que no es lo mismo que el ser humano", quien cuando se encuentra en situaciones de no saber que hacer y decir, se engrandece y consigue encontrar el camino de luz y libertad, "cuando se llega tan bajo en el ser cubano y humano, sólo queda subir", ha concluido.

EXPULSIÓN EN FRANCIA

Con respecto a la expulsión de los gitanos en Francia, Valdés ha afirmado que, a pesar de las críticas, "todos los gobiernos de Europa deben buscar sus propias soluciones". Asimismo, ha señalado que "no está de acuerdo en que haya personas que vean como arrasan sus casas o le coman sus terrenos y tengan que soportarlo, resaltando que con los rumanos de alguna manera han existido accidentes, precisando que "si van a vivir de una manera especial, subrayando por ejemplo, la falta de escolarización de los niños, lo mejor es que vuelvan a Rumanía".

Según ha comentado, le están otorgando ayudas de 4.000 euros para montar una empresa, "una cantidad que no se lo han dado ni a los presos políticos que han llegado a Madrid", ha resaltado. Ha considerado una "excelente idea que regresen, aunque quizás el Gobierno francés lo hiciera de forma rápida e imprevisible".


Vídeos sobre El todo cotidiano


Todava no hay comentarios

Deja un comentario



?
? ?


Otros articulos