Dibujo & Diseño

Dibujo
Representación gráfica sobre una superficie, generalmente plana, por medio de líneas o sombras, de objetos reales o imaginarios o de formas puramente abstractas. El dibujo suele hacerse a lápiz, tiza, tinta o carboncillo, o combinando algunos de estos procedimientos.
La delineación de la forma sienta las bases de todas las artes visuales (incluso la escultura), por lo que el dibujo es una de las ramas más importantes de estudio en las escuelas de arte y arquitectura, así como en las de ingeniería. No obstante, este artículo se refiere al dibujo artístico, en comparación con el dibujo técnico.

Dibujo libre
El dibujo de los objetos visibles consiste esencialmente en el registro de la impresiones recibidas a través de la vista. Sin embargo, dado que no es posible presentar en un plano todos los aspectos visibles de un objeto,
El arte del dibujo radica en la sugerencia, estimulando la Imaginación del espectador para aportar lo que falta en la representación. La elección sobre qué registrar y qué omitir requiere una sensibilidad visual que se desarrolla con la experiencia. Un apunte es un dibujo que sólo muestra, de forma resumida, los detalles esenciales del objeto representado. En un buen apunte, el artista no sacrifica la aproximación de su impresión visual por conseguir un acabado pulido.
Los diferentes estilos de dibujo se distinguen por las formas en que se superan las limitaciones que impone el material monocromático con el que se trabaja. En los bosquejos, y en algunos apuntes, sólo se representan los contornos, los ángulos sobresalientes o los rasgos del objeto o escena que se representa. El arte chino y el japonés constituyen un admirable ejemplo de la fuerza que tiene la línea pura, incluso sin color, para sugerir el más variado modelado de superficies y para recoger los detalles más minuciosos. Por otra parte, las escuelas occidentales han dado mayor importancia a los valores tonales, en la representación de las gradaciones de claro a oscuro. Los artistas europeos han procurado conseguir los efectos deseados por medio de las gradaciones correspondientes en los tonos monocromos del dibujo. Es posible Incluso sugerir, o interpretar, diferentes colores por medio del blanco y negro, representando cuidadosamente sus valores aparentes; por ejemplo, un rojo oscuro se indica con un sombreado más oscuro que el que se emplea para sugerir un azul claro o un amarillo. Los grandes artistas del renacimiento están a medio camino entre los exponentes japoneses de la línea pura y los modernos intérpretes occidentales de los valores tonales. Los dibujos de Rafael, Leonardo da Vinci y Miguel Angel son notables por su pureza, vigor y delicadeza de líneas, así . como por la maestría con que representan los volúmenes a través del sombreado.

Técnica de dibujo
Los principios fundamentales del dibujo son los mismos para cualquiera de los medios empleados. Lo primero que hace el artista es observar el modelo con el que trabaja, que puede ser cualquier cosa, y hacer apuntes de las líneas estructurales dominantes, los contornos y las masas. Incorpora los detalles más importantes y hace las adaptaciones necesarias, dejando para el final los detalles menores. Estas diferentes etapas del dibujo requieren ligereza de trazo y seguridad en la línea.
Las técnicas de dibujo varían según el medio empleado. Durante siglos los dibujos se han hecho sobre muchas clases de superficies, desde paredes de cavernas, objetos de arcilla, yeso, papiros, pergamino, seda, tablas, bloques de piedra y láminas de metal (véase Grabado) y, especialmente, sobre papel de diferentes consistencias y tonos. Los utensilios de dibujo más comunes son el lápiz, la pluma o el pincel, la tinta, el clarión o crayón negro o rojo y el carboncillo. La pluma es el más riguroso de todos ellos, ya que produce una señal indeleble difícil de alterar. Para expresar los colores se utilizan puntos, líneas muy apretadas y sombreado cruzado. Los maestros del dibujo a pluma deben ser maestros de la línea pura, Tanto con el carboncillo, como con el pincel, el artista debe "pintar" sobre el papel, ya que estos medios hacen casi Imposible dibujar líneas finas. El lápiz y el clarión requieren el uso de la línea, pero permiten también trazos gruesos y suaves y sombreados difuminados. Se consiguen dibujos muy reales utilizando un papel coloreado, gris o azul pálido, sobre el que se indican los toques de luz con tiza, clarión blanco o con el pigmento llamado blanco de China; las sombras más oscuras y las masas se marcan a lápiz, dejando el tono del papel para representar los valores intermedios. Los grandes maestros del renacimiento desconocían el familiar lápiz de grafito, que es un invento del siglo XVI, y utilizaban a veces un instrumento con punta de plomo o de plata, con el que se conseguía una línea gris claro sobre pergamino o papel grueso, pero lo que más utilizaban era la tiza roja. También se dibujaba con pluma de ave hasta que ésta fue desbancada por la moderna pluma de acero.

Dibujo de perspectiva
El dibujo de perspectiva se encuentra entre el dibujo libre o pictórico y el instrumental o mecánico. Pretende representar el aspecto tridimensional real de un objeto desde un punto de vista dado; se refiere menos a la interpretación personal y artística que ala resolución científica. Se presenta el objeto con toda la distorsión angular y el escorzo con que lo percibe el ojo, pero los ángulos, dimensiones, distorsión y escorzo exactos de cada parte se determinan por medio de procesos matemáticos y no por medio de simples Impresiones visuales.
Un dibujo de perspectiva, trazado científicamente de este modo en un apunte, puede terminarse con líneas adicionales de color, luz y sombra y con elementos Incidentales realizados de una manera pictórica, corno en el dibujo libre; entonces pasa de la categoría de dibujo científico ala de artístico. De hecho, ningún artista puede dominar la representación correcta de la forma, en especial de paisajes y arquitecturas, si no ha estudiado la perspectiva; es, en consecuencia, una Importante asignatura en todas las escuelas de arte.
Resulta indispensable para los pintores de decorados teatrales y constituye la base de los trampantojos. El tratamiento de la perspectiva es muy diferente en los dibujos japoneses; en casi todos los casos se parte de un punto de vista alto, consiguiendo un efecto denominado perspectiva de vista de pájaro.

Historia
Los dibujos en las paredes de las cuevas del paleolítico superior, denotan un alto grado de complejidad y demuestran que el arte del dibujo estaba ya desarrollado en la época prehistórica.

Dibujo prehistórico, antiguo y medieval
Durante el paleolítico superior en Africa, Asia y Europa se realizaron dibujos realistas de animales, aparentemente con connotaciones religiosas; se tallaban en hueso y se pintaban en las rocas o en el interior de las cuevas, como en Altamira (España) y L.ascaux (Francia).
En el antiguo Egipto se utilizaban como modelos para la pintura y la escultura dibujos a tinta sobre papiros y fragmentos de vasijas incisos con figuras y motivos, como ocurría en Mesopotamia con los dibujos tallados en tablillas de arcilla. Estos dibujos, marcados en un principio por la estricta representación frontal y la exageración de las formas, fueron dejando paso a un mayor naturalismo, como en el arte de los reinados de Ajnatón en Egipto y de Assurbanipal en Asiria .
Unos cuantos dibujos preparatorios de origen griego y romano han llegado hasta nosotros, sobre tabla, pergamino, metal, piedra o marfil. Los dibujos terminados, tal como se ven en las vasijas griegas, Indican la evolución desde el arcaísmo estilizado a la idealización clásica de la naturaleza, e incluso al tratamiento naturalista de la forma humana. En cuanto al dibujo romano, era en general realista, si bien continuaba mostrando influencias griegas.
En los monasterios de la Europa medieval, los textos religiosos eran inscritos en pergamino, y después embellecidos con iniciales, Márgenes decorados y escenas miniadas En la Europa románica, se utilizaban los dibujos corno modelo en la mencionada iluminación de manuscritos y también corno cartones o estudios, para frescos, esculturas, y otras modalidades artísticas. Los temas solían ser tratados como símbolos estilizados de principios religiosos. Este punto de vista se transformó en el periodo gótico; el cambio quedó reflejado en los dibujos a punta de plata ya pluma de los artistas flamencos Jan van Eyck y Rogler van der Weyden, que estudiaban la naturaleza buscando la veracidad de su representación.

Dibujos renacentistas, barrocos y del siglo XVIII
Durante el renacimiento, el redescubrimiento humanista del clasicismo grecorromano, la invención de la imprenta y la gran variedad de papeles y de utensilios disponibles, impulsaron el desarrollo del arte del dibujo. Ya sea Como estudios preparatorios para pinturas o esculturas o, por primera vez en Occidente, como obras de arte independientes, las obras maestras del dibujo de los artistas renacentistas revelan comprensión de las formas naturales y su idealización. Entre los dibujos italianos más sobresalientes, realizados a tiza, punta de plata y pluma, se encuentran los dibujos anatómicos y científicos de Leonardo da Vinci y los dibujos de figuras de Miguel Angel y de Rafael. Los dibujos de Tintoretto y de los manieristas Jacopo da Pontormo y El Greco son más expresivos desde el punto de vista personal. Los del artista flamenco El Bosco nos resultan, ahora, parejos a los surrealistas. Un realismo perspicaz caracteriza los dibujos del flamenco Pieter Brueghel el Viejo y de los alemanes Alberto Durero y Hans Holbein el Joven.
Los dibujos del siglo XVII tienden a expresar un dramatismo y una energía de corte barrocos, como denotan las obras a pincel, pluma y aguada de Rembrandt y los retratos a tiza y a clarión del flamenco Petrus Paulus Rubens, en contraste con el apacible orden arquitectónico de algunos estudios a pluma y aguada del francés Nicolas Poussln.
Entre los artistas franceses del siglo XVIII, Antoine Watteau y Jean-Honoré Fragonard realizaron dibujos a pincel y aguada, típicos del estilo rococó, mientras que Pierre Paul Prud'hon dio un enfoque neoclásico a sus estudios de figuras, realizadas con gran fuerza a tiza y carboncillo. Aún es más fuerte el contraste estilístico entre los dibujos discretos y realistas de temas cotidianos realizados por Jean Baptlste Simeon Chardin, y los dibujos de líneas y aguadas, en los que el español Francisco de Goya satirizaba la guerra y la injusticia.

Dibujos de los siglos XIX y XX
El creciente ritmo de cambio político y económico de la época moderna quedó reflejado en la gran variedad de estilos artísticos, procedentes sobre todo de País: el neoclasicismo resurgente de las tensas figuras lineales y de los retratos de J. A. O. Ingres competía con el romántico dramatismo tonal de los dibujos de Eugene Delacroix y de Théodore Géricault; Gustave Courbet empleaba tonos sombreados para imponer su realismo agresivo; Honoré Daumier dibujaba numerosas caricaturas satíricas. También rezuman realismo los dibujos de los artistas americanos Gilbert Stuart, George Catlln, John James Audubon, WinsloW Homer y Thomas Eakins, y los de los canadienses Paul Kane y Cornelius Krleghoff .
Precedido por los dibujos de matices atmosféricos de los paisajistas ingleses John Constable y J. M. w. Turner, Claude Monet dio origen a un estilo de dibujo que se caracteriza por una textura de línea de factura suelta para definir los objetos corno masas borrosas. Vincent van Gogh, con sus trazos paralelos, consiguió un dibujo mucho más abierto que las masas planas de su colega Paul Gauguin. Paul Cézanne estableda los planos estructurales por medio de líneas quebradas. En sus dibujos a carboncillo, Georges Seurat aprovechó al rnáxlmo la textura del papel para conseguir ambientes brumosos.
En el siglo XX el cubismo analítico de los dibujos de bodegones y retratos de Pablo Picasso y de Georges Braque desembocó, con el tiempo, en un dibujo constructivlsta y minimalista más abstracto. El surrealismo francés y el expreslonisrno abstracto estadounidense inspiraron dibujos más abiertos y espontáneos. También se empezaron a explorar la textura, las escalas y el co//"ge, al tiempo que continuaba el interés por loS dibujos de contorno tradicionales. El punto de vista realista queda patente en loS dibujos de George Bellows y Edward Hopper, en Estados Unido$, y de los realIstas sociales Kathe Kollwitz, en Alemania, y Diego Rivera, José Clernente Orozco y David Alfaro Siqueiros, en México. El dibujo de finales del siglo XX presenta gran variedad y se combina creativarnente con las técnicas de Imprenta.

Dibujos no occidentales
En China, Japón y Corea casi no se hace distinción entre las modalidades artísticas del dibujo, la pintura y la caligrafía. Cada ideograma (véase Alfabeto) es a la vez símbolo y dibujo sacados de la naturaleza. Si bien el dibujo más antiguo, que representaba figuras reiigiosas, muestra líneas uniformes, los paisajes posteriores y otros dibujos profanos incorporan frecuentemente trazos caligráficos que permiten un mayor modelado de la forma. El color está considerado como un simple accesorio decorativo. los monjes budistas Zen desarrollaron la intultlva técnica de las 'salplcaduras de tinta', de la que uno de sus mayores exponentes fue el artista chino del siglo XIII Mugi Fuchang.
Los artistas islámicos primitivos (véase Arte y arquitectura islámlcas) realizaron intrincadas abstracciones fiorales y geométricas, influidos por la callgrafia árabe y por su relIgión, que prohibe la representación de seres vivos. Los dibujos posteriores, sobre todo ios empleados en la Iluminación de los manuscritos persas, representaban escenas figurativas, bajo la influenda de los estilos chinos y del realismo europeo y, a su vez, Inspiraron el estIlo de dibujo que se hizo en Turquia y en la India durante los siglos XVI y XVll.

Diseño industrial
Diseño industrial, disciplina que trata de la concepción formal de los productos manufacturados. En consecuencia, debe ocuparse del aspecto estético, de su eficiencia fundonal y de la adecuadón productiva y comercial.
El diseño industrial es una actividad que Incluye una amplIa gama de procesos creativos y sistemáticos.

Aplicaciones del diseño industrial
Tanto las nuevas tecnologlas como las ya establecidas proporcionan numerosas oportunidades para responder a las necesidades y deseos de las personas y re evaluarlos; Incluso pueden estimular necesidades y deseos no percibidos. Pero la tecnologla debe formalizarse en productos comerdales: el diseño industrial, desde su doble capacidad expresiva y funcional, se ocupa de proyectar los objetos que se pueden fabricar a través de un proceso industrial. La producdón en serie exige que los productos tengan un elevado volumen de ventas; para ello, un producto debe atraer a un número de personas sufidentemente amplio (un grupo de mercado), por lo que tiene que tener atributos y ventajas sobre el articulo de la competencia con el fin de inducir a su compra. Entre estas ventajas pueden estar el ahorro de tiempo y energía en una tarea determinada, el ahorro finandero, una mayor seguridad para el usuario en comparación con otros modelos, o el prestigio asodado a la propiedad. A los diseñadores de productos con experiencia se les pide con frecuencia que actúen como intérpretes de la cultura contemporánea, además de desempeñar otras funciones más orientadas hacia el fabricante.
A los industriales les compensa invertir en un desarrollo cuidadoso del producto antes de lanzarlo a un mercado determinado. Descuidar esta fase previa puede provocar fracasos muy costosos, como la devolución de un producto por defectos de seguridad, o un volumen de ventas muy bajo. El diseño industrial es un aspecto del desarrollo de productos, yestá muy vinculado a la fabricación, la ciencia y tecnología de los materiales, el marketing, el empaquetado y la ergonomla. Todo el proceso de desarrollo de productos es cada vez más multldlsclplinar .
No es frecuente Que se pida a un diseñador industrial Que invente un producto nuevo. Por lo general, trabajan junto a otros especialistas para desarroliar productos como electrodoméstIcos y rnobliiario, equipos deportivos (yates, ropa especializada o raquetas), material técnico (cámaras fotográficas o reproductores de discos compactos), equipos de investigadón (para mediciones yanálisis técnicos) o vehfcutos (trenes, automóviles o blddetas). También pueden estar involucrados en ciertos campos de la decoración de interiores (por ejemplo, el diseño de vitrinas, escaparates y exposiciones). Un signo de la importancia de esta disciplina es Que numerosos fabricantes desean contratar a diseñadores industriales dentro de sus equipos, ya sea como consultores o como miembros de la plantilia. Cuanto más directo es el contacto de un producto con sus usuarios, mayores oportunidades tiene el diseño Industrial de intervenir. Por ejemplo, el diseño, desarrollo y fabricación de productos de consumo, así corno su empaquetado, entran dentro del campo del diseñador industrial, mientras Que el proyecto de la caja de cambios de un automóvil o el desarrollo de piezas de aviones pertenecen al ámbito de la ingeniería. Los diseñadores industriales se ocupan cada vez más de la interacción entre las personas y las cosas y de la interacción entre distintas disciplinas. Los programas informáticos o los manuales de instrucciones son un buen ejemplo de productos en loS Que los diseñadores industriales pueden trabajar junto a informáticos¡ diseñadores gráficos y expertos en ergonomía para desarrollar instrucciones y programas claros, lógicos y fáciles de usar¡ Que constituyen la interacción entre usuarios y productos. La profesión de diseñador industrial es reciente. Sin embargo, desde 1945 ha habido una tendencia a la especialización. En la industria automovilística, por ejemplo, un diseñador industrial puede limitarse a producir conceptos para la carrocería o el interior. En otros ámbitos, sin embargo, sobre todo en pequeñas empresas, el fabricante puede confiarle la coordinación de una amplia gama de responsabilidades, entre las que pueden figurar el diseño, producción, empaquetado y explosión de un producto.

Métodos de diseño
Como el diseñador industrial se enfrenta a muchas demandas que entran en conflicto entre sí, los métodos de diseño industrial son muy variados. Puede ser que un producto necesite una forma expresiva para encamar su idea, o una textura o color determinados (que transmita una impresión de solidez o delicadeza, por ejemplo); puede tener que comunicar información; es probable que tenga que ser fácil de mantener y reparar; debe poder fabricarse de forma económica y con el coste ecológico más bajo posible, y tiene que tener un aspecto y precio atractivos una vez enviado a las tiendas y comercios. El enfoque y métodos empleados en el diseño industrial tienen que responder a una gama muy amplia de intereses y preocupaciones, por lo que es inevitable que los criterios entren en conflicto. Esto hace que el diseñador industrial deba tener algo de los conocimientos, sensibilidad y competencia del ingeniero, el artista, el científico, el economista y el sociólogo.
El diseño industrial es un proceso de compromisos. Aunque los que se dedican a él tratan de definir un problema específico, o encargo, su habilidad reside en poder acumular los conocimientos adecuados en el marco de una estrategia creativa y dentro de plazos realistas. Cuestionar algunas suposiciones puede ser tan importante corno identificar necesidades, porque puede llevar a soludones auténticarnente innovadoras. Esto, a su vez, puede dar a una empresa ventajas significativas sobre sus competidores. Muchos diseñadores, entre ellos los Industriales, se refieren a este proceso corno modelización (establecimiento de modelos).
La mayoría de los trabajos de diseño Industrial comienzan con un encargo, donde se describe a grandes rasgos desde el punto de vista del clIente el trabajo que debe realIzarse, con sus parámetros y plazos. Esto permite una discusión concreta entre diversos especialistas y, después de un periodo de Investigación, es frecuente que se redefina. Muchos productos innovadores se deben a una interpretación creativa de los encargos de diseño. Los datos de rnarketlng o mercadotecnia, el análisis de los productos de la competenda o la investigación ergonómlca contribuyen a concretar un encargo.
La planificación y la gestión de los proyectos también son vitales. las grandes empresas, como Sony Corporation, el gigante japonés de la electrónica, pueden estar trabajando de modo simultáneo en cientos de proyectos de diseño industrial. Los dlseñadores modelan rápidamente sus ideas en dos dimensiones (mediante dibujos y esquemas) y en tres (con madera, escayola o espuma rígida). Estos modelos facilItan que otros especialIstas, ejecutivos, o induso consumidores (en las llamadas pruebas de usuario), además del propio equipo de diseño, puedan examinarlos y evaluarlos. Después de este primer esquema, se incorporan nuevas investigaciones sobre materiales, costes o producción al desarrollo creativo, con el fin de considerar las ideas más viables. Sólo entonces pueden construirse maquetas o prototipos más elaborados para su evaluadón final por el cliente o la alta dirección. Antes de iniciar la fabricación del producto hay que detallar de modo exhaustivo su especlficadón y análIsis de costes.
Hoy las computadoras ocupan un lugar significativo en el diseño Industrial, y han reducido mucho el tiempo de desarrollo. Es posible generar rápidamente imágenes fotográficas muy realistas de los productos propuestos. Los tradicionales métodos artesanos para crear los modelos están siendo sustituidos por las rápidas tecnologías que permiten la realización de proyectos con los que poder construir directamente modelos tridlrnensionales utilizando herramientas controladas por computadora, a partir de dibujos realizados mediante diseño asistido por ordenador (CAD/CAM). Los ordenadores también permiten la planificación, coordinación e interacclón de equipos multinacionales de diseñadores a través de las videoconferendas. Los experimentos con la realidad virtual permiten a los diseñadores Industriales trabajar en un espacio también virtual y desarrollar productos que sólo existen en el interior de la computadora.

Evolución del diseño industrial
El diseño industrial es un fenómeno vivo y dinámico. En cualquier reunión de diseñadores industriales podrían escucharse opiniones muy diferentes sobre los comienzos de la disdplina, sus influencias y sus prioridades. Sin embargo, hay dos raíces que nadie discute. Una de ellas parte de la mercadotecnia y la explotación del diseño industrial para aumentar las ventas de un producto y el volumen de operaciones de una empresa. La otra, que constituye un punto de partida histórico más apropiado, es más abstracta, y se centra en el papel que desempeñan los seres humanos en una sociedad industrial, que incluye la búsqueda de formas estéticas apropiadas, en una era tecnológica Que avanza a gran velocidad.

Diseño y reforma social
La Revolución Industrial, que comenzó en el siglo XVIII, hizo que se pasara de la producción individual a la división del trabajo en las fábricas. Para los obreros, las condiciones de trabajo eran peligrosas y sucias, y no fomentaban ningún sentimiento de orgullo por el trabajo realizado. Se producían muebles, cuberterlas y textiles, destinados a atraer a una nueva dase media urbana que mostraba un gran interés por este tipo de productos y por otros más baratos. En el siglo XIX, una serie de críticos y reformadores eminentes, como los británicos John Ruskin 0 William Morris, encontraron vlnculos claros entre los sistemas industriales de fabricación y la pobreza de relaciones entre la sociedad y sus objetos cotidianos, caracterizados por la impersonalidad de las máquinas que los generan. La Gran Exposidón celebrada en el Hyde Park londinense en 1851 sirve con frecuenda para ilustrar este debate porque presentó una gran variedad de objetos y máquinas de muchos paises entre los que predominaban las recreadones históricas carentes de espíritu, y tan ajenas a la lógica industrial corno próximas al decadente gusto burgués.
Entre los reformadores británicos y del resto de Europa se creía cada vez más que el diseño para la industria era una preocupadón social fundamental, una cuestión de política nacional y de educación. Esta convicción caracteriza el debate del 'diseño para la industria' que tuvo lug~r a finales del siglo XIX y principios del XX.
El establecimiento de escuelas de diseño, como la Central School of Arts and Crafts, fundada en 1896, fue uno de los primeros intentos de desarrollar una comprensión crítica de los objetos y la arquitectura. El gobierno alemán fomentó la cooperación entre artistas, fabricantes y vendedores a través del Deutscher Werkbund (Asociadón Alemana de Artesanos, fundada en 1907), y uno de los miembros de esta organización, Peter Behrens, puede considerarse uno de los primeros diseñadores Industriales propiamente dichos, al colaborar con la empresa alemana AEG. El polémico debate de la Werkbund, que continuó con la escuela de diseño de la Bauhaus (fundada en Weimar en 1919), se centraba en las relaciones entre las sensibilidades artísticas y artesanales, el aprovechamiento de la máquina, el uso de nuevos materiales en arquitectura y el diseño para la producdón industrial. La pureza formal del movimiento moderno (que se aprecia espedalmente en la obra de arquitectos como Le Corbusier o Ludwig Mies van der Rohe) tuvo una importante influencia en la nadente disciplIna del diseño Industrial.
Los países escandinavos, con una gran tradidón artesana y una industrialización tardia, demostraron que el diseño industrial (aplicado a muebles, textiles y productos de consumo) podía combinar los Ideales modemistas de la producción en serie, la decoración y las formas directas con los factores humanos sutiles, el conocimiento de los materiales y la facilidad de comercialización. El finlandés Alvar Aalto, el Gráficos orientados a objetos, también llamados gráficos estructurados. Son gráficos de ordenador o computadora basados en el uso de elementos de construcción, como líneas, curvas, círculos y rectángulos. Los gráficos orientados a objetos, utilizados por ejemplo en diseño asistido por computadora y en programas de dibujo e ilustración, describen un dibujo matemáticamente, como un conjunto de instrucciones que crean los elementos de la Imagen. Este sistema se opone al de los gráficos de mapas de bits, otro método muy extendido para crear imágenes, que representa los gráficos corno un conjunto de puntos en blanco y negro o en color que sigue un patrón determinado. Los gráficos orientados a objetos permiten al usuario manipular objetos como unidades completas, como por ejemplo al cambiar el largo de una línea o al aumentar el tamaño de un circulo, mientras que los gráficos de mapas de bits requieren pintar de nuevo los puntos individuales de una línea o un círculo. Debido a que los objetos están descritos matemáticamente, los gráficos orientados a objetos se pueden estratificar, girar y ampliar con relativa facilidad. sueco Bruno Mathsson y el danés Arne Jacobsen se hicieron famosos por sus diseños fundonales de aspecto sencillo. Durante la década de 1950, el estilo escandinavo tuvo una gran influencia en el diseño industrial internacional.
Uno de los fenómenos más paradigmáticos de la importancia económica del diseño industrial fue el que se produjo en Italia durante la posguerra mundial. Allí, un gran número de industrias confiaron su recuperadón al apoyo de esta disdplina, vinculada en e.l país transalpino con la primera generación de críticos al movimiento moderno. Así, empresas como Flat, Olivetti o Pirelli contaron con las investigadones formales que introdujeron algunas figuras de la importancia de Gio Ponti, Ettore Sottsass, Glambattista Pininfarina o Achllle Castlglioni, que revoludonaron la imagen de los productos industriales y volvieron a situar a Italia entre los países más pujantes del mundo. El ejemplo italiano sirvió de acicate para el diseño español, que ha alcanzado a mediados de la década de 1980 una relevancia simIlar ala transalpina, aunque la industria ibérica no pueda competir a la altura de su rival italiano.
Mundial por el éxito de sus productos, que se debió en parte a su fe en el diseño. Su trabajo fue reconocido con numerosos premios internacionales de diseño.

Diseño industrial y mercadotecnia
En Gran Bretaña y los demás países europeos, la Revolución Industrial probó con claridad el prindpio de división del trabajo. Sin embargo, fue en Estados Unidos donde Henry Ford revoludonó la producción de vehículos con la introducción y desarrollo de las técnicas de cadena de montaje en el automóvil Ford T de 1908. Estas técnicas se introdujeron rápidamente en otros ámbitos de la industria. La producción en serie exigía ventas masivas, y los fabricantes estadounidenses de la década de 1920 no tardaron en reconocer el potencial del diseño Industrial. Aunque en aquel momento ya se estaba desarrollando un mercado para bienes de consumo, las empresas estadounidenses tenian gamas de productos bastante similares entre si y vendían a precios constantes al tener una capacidad de producción similar. Las presIones adicionales surgidas del hundimiento del mercado bursátil en 1929 aumentaron el deseo de las empresas de obtener ventajas en esos mercados tan competitivos. Las empresas empezaron a aprovechar la experiencia de un grupo de personas con conocimientos de primera mano en el fomento de las ventas de un producto determinado. Entre estas personas figuraban los escaparatistas de los grandes almacenes o los artistas comerciales que dibujaban las iiustradones de los catálogos de venta por correo. Walter Dorwin Teague, Norman Be! Geddes, Henry Dreyfus y Raymond Loewy comenzaron así sus carreras y establecieron asesor!as de diseño industrial de gran éxito en Estados Unidos en las décadas de 1920 y 1930 a partir de la colaboración con grandes grupos empresariales.
En aquel periodo se empleó por primera vez el término 'diseño Industrial' para describir su trabajo, que se centraba en productos de consumo, como automóviles y otros vehículos, neveras, codnas y una amplia gama de productos domésticos mecánicos o eléctricos. Las ventajas comerciales no sólo procedían del moderno aspecto estilizado de un producto, sino muchas veces también de mejoras claras en la fabricación o el montaje y de ideas inteligentes sobre el empleo de los aparatos. los productos de los diseñadores industriales eran con frecuenta más baratos de fabricar y más fáciles de usar que sus predecesores, por lo que se vendían mucho más. Eso hizo que la profesión de diseñador industrial obtuviera un reconocimiento solo inmediato. Aquel periodo se asocia muchas veces con el aerodinamismo, que Implicaba el uso de los estudios del siglo XIX sobre formas naturales eficientes (como las de aves y peces}. Ese movimiento llevó a la aplicación de formas aerodinámicas a los automóviles, trenes y aviones, pero también al diseño estilizado de objetos de consumo estáticos, como tostadoras o grabadoras, como emblema de la modernidad.

Dibujo técnico
Dibujo técnico, es el procedimiento utilizado para representar topografía, trabajos de ingeniería, edificios y piezas de maquinaria, que consiste en un dibujo normalizado. La utIlización del dibujo técnico es importante en todas las ramas de la ingeniería y en la industria, y también en arquitectura y geología.
El propósito fundamental de un dibujo técnico es transmitir la forma y dimensiones exactas de un objeto. Un dibujo en perspectiva ordinario no aporta información acerca de detalles ocultos del objeto y no suele ajustarse a su proporción real. El dibujo técnico convencional utiliza dos o más proyecciones para representar un objeto (véase Geometría). Estas proyecciones son diferentes vistas del objeto desde varios puntos que, si bien no son completas por separado, entre todas representan cada dimensión y detalle del objeto.
La vista o proyección principal de un dibujo técnico es la vista frontal o alzado, que suele representar el lado del objeto de mayores dimensiones. Debajo del alzado se dibuja la vista desde arriba o planta. Si estas dos proyecciones no son suficientes para definir completamente el objeto, se pueden añadir más: una vista lateral, derecha o izquierda; vistas auxiliares desde puntos específicos para mostrar detalles del objeto que de otra manera no quedarían expuestos; y secciones o cortes del objeto para representar detalles de su interior. las líneas continuas del dibujo representan contornos y aristas visibles y las líneas de puntos representan contornos y aristas ocultos. También se Indican las dimensiones de todas las líneas necesarias para definir con exactitud ei objeto.
Hay una serie de normas establecidas para la realización de mapas topográficos, planos arquitectónicos y otros dibujos técnicos que se utilizan para proporcionar Información a los posibles usuarios de los mismos. En el dibujo topográfico se utilizan signos especiales para diferenciar tipos de suelo, elevadores y depresiones (véase Mapa). En los dibujos arquitectónicos, grosores, sombreados y rayados específicos indican diferentes tipos de materiales. Cuando es posible se dibujan los objetos a su tamaño real. Sin embargo, el dibujo de pequeños detalles de máquinas se hace aumentando todas sus dimensiones de forma proporcional, mientras que los mapas y planos de grandes Instalaciones se realizan reduciendo sus dimensiones. La cifra de aumento o reducción de las dimensiones del objeto para su representan se llama escala y siempre debe ir indicada en el dibujo.
La mayor parte del dibujo técnico se realiza hoy con ordenadores o computadoras, ya que es más fácil modificar un dibujo sobre la pantalla que sobre el papel. Las computadoras también hacen más eficientes los procesos de diseño y fabrican. Por ejemplo, si las especificaciones de una pequeña pieza de una máquina se modifican en el ordenador, éste puede calcular cómo afectan los cambios al resto de la maquina antes de proceder a su fabricación. V~ase CAD/CAM.

Gráficos orientados a objetos
Gráficos orientados a objetos, también llamados gráficos estructurados. Son gráficos de ordenador o computadora basados en el uso de elementos de construcción, como líneas, curvas, círculos y rectángulos. Los gráficos orientados a objetos, utilizados por ejemplo en diseño asistido por computadora y en programas de dibujo e ilustran, describen un dibujo matemáticamente, como un conjunto de instrucciones que crean los elementos de la imagen. Este sistema se opone al de los gráficos de mapas de bits, otro método muy extendido para crear imágenes, que representa los gráficos como un conjunto de puntos en blanco y negro o en color que sigue un patrón determinado. Los gráficos orientados a objetos permiten al usuario manipular objetos como unidades completas, como por ejemplo al cambiar el largo de una línea o al aumentar el tamaño de un circulo, mientras que los gráficos de mapas de bits requieren pintar de nuevo los puntos Individuales de una línea o un círculo. Debido a que los objetos están descritos matemáticamente, los gráficos orientados a objetos se pueden estratificar, girar y ampliar con relativa facilidad.

Fuente: http://usuarios.lycos.es/base111/dibujo.htm
Concursos literarios
Dibujo & Diseño
Empresas artísticas
Publicaciones artísticas
Fotografía
Teatro