" />
Published On: Mie, Dic 12th, 2012

La utilización del Burofax aclararía muchas situaciones cotidianas en las que es necesaria una prueba documental

Aunque cada vez estamos más informados, gracias a internet, todavía existe un gran desconocimiento por parte de la sociedad en general, sobre en qué momentos es necesario el uso de un burofax para notificar de forma fehaciente cualquier situación, proceso o reclamación.

 

Normalmente cuando un ciudadano necesita realizar reclamaciones tales como de deudas, bajas en una compañía de telefonía o variación en otro servicio, baja en televisión de pago, etc…, generalmente, y casi siempre por “consejo” de la parte contraria, se utilizan medios online, como puede ser una solicitud de baja del propio operador, cartas postales o certificadas, fax, llamadas telefónicas o bien notificaciones electrónicas.

El+cartero

Pero, casi seguro que un altísimo porcentaje de estas reclamaciones hayan sido pasos inútiles, pues la parte contraria, pueden llegar hacer caso omiso. Y ello, ¿por qué se produce?, pues porque en cualquiera de estas comunicaciones el emisor no puede acreditar que el contenido que ha enviado es el que dice que es, aunque haya sido una carta certificada o bien asegurar que se ha realizado la entrega que fue a través de un medio online, teléfono, fax o notificación electrónica. Por tanto, si la situación transcendiese hasta llegar a juicio, la parte contraria podría alegar que no se le entregó la comunicación o incluso pueden negar que se les comunicó aquello que el emisor dice que envió.

 

Pero no siempre el uso de un burofax tiene que ser para solventar una reclamación o baja de servicio, sino que también suele ser una forma de comunicación formal de acuerdos o contratos. Así, muchas son las ocasiones en las que se cierran acuerdos en juntas vecinales, reuniones societarias o bien contratos y/o acuerdos verbales entre partes, de los cuales tan solo se llega a levantar acta. Pero en el supuesto caso que una de las partes dijese que no había asistido o bien se arrepintiese del acuerdo alcanzado, podría llegar a impugnarlo y nadie podría rebatirlo.

 

Para tener asegurado estos procesos, desde Notificados recomiendan el uso del Burofax, ya que notifica el compromiso acordado a todos los intervinientes, generalmente dando un plazo para su posible impugnación, de manera que el receptor es consciente de lo comprometido a la vez que se le da la oportunidad de impugnarlo o alegar cualquier circunstancia.

 

Por lo tanto, el Burofax es un instrumento que garantiza de forma fehaciente, tanto la entrega de la comunicación como la certificación del contenido. La compañía Notificados además refuerza esta certificación con su servicio de Testimonio Notarial.

 

 

 

Por tanto, se podría decir que el Burofax es el único medio que garantiza que el que lo recibe es consciente de que tiene una comunicación jurídicamente inatacable, pues puede probar la entrega y el contenido entregado, ambos documentos además custodiados electrónicamente por Notificados como Tercero de Confianza, los cuales llegado el caso pudieran ser requeridos por el Tribunal competente y ser aportados en un juicio como prueba de dicha transacción.

 

Acerca de Notificados
En 2009 se crea Notificados, una plataforma de gestión de envío masivo de notificaciones fehacientes. Se trata de un servicio pionero en España, que establece un protocolo seguro que abarca el acceso, configuración, preparación, envío, respuesta y tratamiento automatizado electrónico de burofax o comunicaciones fehacientes.

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>