Published On: Mar, Jun 13th, 2017

Amovens demanda a BlaBlaCar por competencia desleal

La alternativa española a BlaBlaCar ha demandado hoy a su competidor francés por el espionaje informático sufrido en los últimos meses.

La economía colaborativa parece no estar a salvo de los vicios de la antigua economía competitiva, al menos en cuanto las empresas dejan de ser una buena idea promovida por amiguetes y se convierten en rentables negocios que tienen que ganar cada porcentaje de mercado con uñas y dientes. Los hay que, además, tienen tendencia a no jugar limpio.

Según la start-up española Amovens, desde hace meses BlaBlaCar accede mediante un robot informático a la web de su competidor español. Usando un perfil de usuario falso, el robot de los francesess realiza periódicamente cientos de miles de consultas automatizadas para conocer el número de plazas ofrecidas en las distintas rutas de viaje compartido en España, con el objetivo de conocer el crecimiento en la comunidad de viaje compartido en Amovens,

Tras recabar a través de un perito informático independiente las pruebas pertinentes (entre otras, comprobar que la IP del robot pertenece a una empresa del grupo BlaBlaCar) y levantar acta ante Notario de los accesos producidos, Amovens ha decidido interponer una demanda en los tribunales. Asesorados por Roca Junyent, el mismo bufete que la Infanta Cristina en el caso Noos, la demanda presentada alega que BlaBlaCar habría cometido diversos actos de competencia desleal objetivamente contrarios a la buena fe destinados a extraer información confidencial y secretos de negocio y, por tanto, contrarios a la Ley 3/1991, de 10 de enero, de Competencia Desleal.

Aunque el proceso será largo y el resultado es posible que no pase de una victoria moral y poco más, lo que sí está claro es que, de confirmarse los hechos en la sentencia, a la compañía francesa la han pillado con las manos en la masa y ya está sufriendo eso que se llama “pena de banquillo”, que consiste en pasar un rato de vergüenza sentado en el banquillo ante el juez, la prensa y la opinión pública independientemente del coste que suponga ser condenado o no.

Ya veremos, de todos modos, cómo termina esto.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>