Sida.- Las mujeres son ya la mitad de los casi 40 millones de infectados de sida en el mundo, según la ONU

La organización considera un "escándalo" que sólo reciban tratamiento 440.000 de los cinco o seis millones de enfermos que lo necesitan

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

Tras más de veinte años de epidemia global, se estiman en 39,4 millones las personas que viven a finales de 2004 con el virus de inmunodeficiencia (VIH), casi tres millones más que los que había hace dos años. De ellos, 2,2 millones son niños y, entre los adultos, casi la mitad son ya mujeres, según datos del informe anual del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA), presentado hoy en catorce ciudades de todo el mundo.

El mayor número de nuevas infecciones se están produciendo en Asia oriental --aumento del cincuenta por ciento de infecciones debido a las epidemias crecientes en China, Indonesia y Vietnam-- y central y en la Europa del este --ambas con crecimientos del cuarenta por ciento--, en la que tienen una gran incidencia el crecimiento en las tasas de VIH en Ucrania y el millón de afectados que tiene ya Rusia, de los que dos de cada cinco son mujeres frente a la cuarta parte que eran hace dos años.

Sin embargo, la proporción de mujeres afectadas es aún mayor en el África subsahariana, región en la que alcanza al sesenta por ciento de los 13,3 millones de infectados y a tres de cada cuatro afectados jóvenes (de 15 a 24 años). Según el director adjunto de ONUSIDA para Europa y América, Luiz Loures, tres de cada diez mujeres embarazadas en África meridional están infectadas por el virus del sida, y en nueve países de esa zona la esperanza de vida ha caído por debajo de los cuarenta años.

Las razones para esta cada vez mayor prevalencia del sida en el colectivo femenino hay que buscarlas en la biología --tienen de dos a tres veces más probabilidades de infectarse que el hombre--, pero también en su mayor vulnerabilidad física y menor capacidad de convencer a su pareja en cuanto al uso del preservativo en las relaciones sexuales, explicó Loures.

"El hecho de que el 45 por ciento de las víctimas de la violencia doméstica sufran también agresiones sexuales es una muestra del poder de negociación que tiene la mujer para que su pareja use el condón", añadió el experto de ONUSIDA, quien se mostró esperanzado en que, en el futuro, aumente la eficacia en prevención del preservativo femenino y los microbiomicidas.

Loures consideró un "escándalo" y algo "totalmente inmoral" que sólo unas 440.000 personas de los cinco o seis millones que precisan de terapias antirretroviral reciban tratamiento, por más que esta cantidad se haya duplicado en los dos últimos años. Además, en el 'Resumen de la epidemia mundial de SIDA. Diciembre 2004' se aprecian diferencias entre sexos en el acceso a los fármacos, con los hombres como beneficiados.

Aunque insistió en que la primera estrategia en la lucha contra el sida pasa por detener la infección --"más que una cuestión de costos, sin prevención el sida sería una amenaza a la sostenibilidad de los sistemas de salud pública"--, Loures apostó experiencias como las iniciadas en Brasil o Argentina de imponer precios más bajos a las multinacionales y hacer uso de fármacos genéricos.

ÁFRICA, LA MÁS AFECTADA

Por continentes, África continua siendo el más afectado por el VIH, con tasas de prevalencia en su región meriodional superiores al 25 por ciento y países como Botswana, Lesotho y Swazilandia entre los más destacados. También es muy alta en el este, por más que Uganda y algunas regiones de Etiopía y Kenia hayan conseguido descensos moderados de la población infectada.

Los países del Caribe componen la segunda zona mundial con mayor incidencia del VIH, ya que el sida --que allí se contagia, sobre todo, por relaciones heterosexuales y homosexuales entre varones-- es la primera causa de muerte en adultos de 15 a 44 años.

Regiones más desarrolladas como Europa y Norteamérica destacan en la frecuencia del sexo entre hombres y mujeres sin protección como vía de contagio. En el Viejo Continente, los casos se han duplicado en los últimos siete años, con un gran número de infectados que desconocen su condición, mientras que en Estados Unidos el sida afecta desproporcionadamente a mujeres afroamericanas e hispanas.

LOS FONDOS SE TRIPLICAN

Entre los aspectos positivos frente a la epidemia, el director adjunto de ONUSIDA para Europa y América destacó que los recursos económicos se han casi triplicado en los tres últimos años, pasando de 2,1 millardos de dólares en 2001 a una estimación de 6,1 este año --España aporta anualmente 25 millones de euros al Fondo Global de la ONU para la lucha contra el Sida--.

Según Loures, "las estrategias contra la enfermedad tienen ahora mayores posibilidades económicas que nunca", pero el "gran reto" es cómo dedicar esos fondos a implementar "nuevas estrategias que se adapten al cambio de tendencia" en el comportamiento de la epidemia y a actuar en las zonas en que más se necesita.

Además de en Madrid, ONUSIDA presentó hoy su informe en Bangkok, Brasilia, Bruselas, Buenos Aires, Ginebra, Londres, Moscú, Nairobi, Nueva Delhi, París, San Salvador, Tokio y Yakarta, una semana antes de la celebración el 1 de diciembre del Día Internacional contra el Sida.

Precisamente, con este motivo ONUSIDA ha preparado para la próxima semana un acontecimiento especial en Nueva York, en el que diversas personalidades --como el secretario general de la ONU, Kofi Annan-- participarán en un evento que presentarán los actores Alan Cumming y Gloria Reuben en la Catedral de San Juan el Divino, y que amenizará la cantante Mary Wilson, entre otros.