Los Bomberos continúan trabajando en la extinción del incendio de Tarragona, que ha arrasado 570 hectáreas

TARRAGONA, 28 (EUROPA PRESS)

Los Bomberos de la Generalitat continúan trabajando en las tareas de extinción del incendio declarado el pasado jueves en cuatro municipios de las comarcas de les Garrigues, Priorat y Ribera d'Ebre y que ha calcinado unas 570 hectáreas. Aunque el fuego ya está controlado desde ayer a las 19.00 horas, todavía permanecen en el lugar del incendio 25 dotaciones terrestres de este cuerpo.

El incendio se inició en el Tossal de les Ganyes (Tarragona) y fue desplazándose desde Margalef hacia Bellaguarda, Flix y La Bisbal de Falset. De las 570 hectáreas calcinadas, 215 son de bosque, principalmente pino blanco, 112 son de matorrales, 237 de cultivos y cinco de terreno improductivo. Por términos municipales, el más afectado fue el de Bellaguarda, con 312,8 hectáreas quemadas, y después Margalef con 156,3, Flix con 101,3 y La Bisbal de Falset con 0,15.

El incendio no ha afectado a núcleos urbanos puesto que se ha declarado en una zona de muy difícil acceso por la orografía del terreno, aunque durante la noche se acercó a un centenar de metros de Bellaguarda. Las llamas sólo cruzaron un camino vecinal que conecta las carreteras C-242 y T-702.

A consecuencia del fuego, resultó ayer herido un bombero que sufrió quemaduras de segundo grado mientras trabajaba y fue ingresado en el Hospital Verge de la Cinta de Tortosa (Tarragona), donde ha pasado la noche. Su pronóstico "es muy favorable", según indicó el coordinador de la Dirección General de Emergencias, Santi Parés.