Guinea Ec.- El yacimiento Zafiro, que aporta el 70 por ciento del petróleo guineano, podría estar agotándose

Guinea exporta 4.500 millones de dólares anuales en crudo, pero sólo retiene entre un 15 y un 30 por ciento de sus beneficios

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

El yacimiento Zafiro, que aporta casi el 70 por ciento de la producción de petróleo de Guinea Ecuatorial, podría haber empezado a agotarse, según publicó recientemente la revista africana 'Jeune Afrique. L'Intelligent'. La ralentización de la producción de crudo y gas en este yacimiento, según estimaciones recientes, podría ser la causa de que la progresión del Producto Interior Bruto (PIB) del país posiblemente no supere el 6,3 por ciento en 2005, frente al 30 por ciento de 2004.

Guinea Ecuatorial es el tercer productor de petróleo del Africa subsahariana, después de Nigeria y Angola, y exporta en la actualidad 4.500 millones de dólares al año en petróleo. No obstante, de sus beneficios apenas queda en el país entre un 15 y un 30 por ciento, cuando lo normal en Africa es que el país productor obtenga entre el 45 y el 90 por ciento de los beneficios. El último informe del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), presentado hace dos semanas, revela que Guinea Ecuatorial ha bajado en un solo año doce puestos en el Indicador de Desarrollo Humano (IDH).

Aunque "nadie se atreve a hablar oficialmente de ello, la inquietud es grande", afirma la publicación. El yacimiento Zafiro "se hace difícil de explotar" y "cada vez aparece más agua en sus extracciones". La principal empresa explotadora de Zafiro es la estadounidense ExxonMobil, la cual de momento no ha previsto detener la explotación de este yacimiento martítimo, descubierto en 1995 y situado a unos cincuenta kilómetros de la isla de Bioko.

Según las previsiones hechas a principio de año, la producción del grupo no superará los 255.000 barriles por día y las previsiones de producción nacional de petróleo han debido ser revisadas a la baja, pasando de 320.000 barriles al día en lugar de los 380.000 previstos inicialmente.

Esta previsión se ha reducido a pesar del inicio de la explotación de nuevos yacimientos. Es el caso del descubierto recientemente por ExxonMobil en el bloque C, el cual, en todo caso, no debería superar los 10.000 barriles al día. Aparte, Amerada Hess, que produce actualmente 50.000 barriles al día en el campo Ceiba, debería conseguir 110.000 barriles con la entrada en explotación del campo Okumé. La tercera compañía americana, Marathon Oil, produce, por su parte, 75.000 barriles al día de condensado y de GPL (gas propano licuado).

El viceministro de Minas, Energía y de Industria. Gabriel Mbegha Obiang Lima, viajó recientemente a China para animar a las compañías chinas a invertir en las exploraciones de Guinea Ecuatorial. Otras compañías han iniciado la búsqueda de nuevos yacimientos, entre ellas la española Repsol y la malaya Petronas.

El pasado 23 de septiembre, la agencia de noticias china Xinhuanet ya informó de la ralentización del crecimiento económico de Guinea Ecuatorial, e hizo una breve alusión al yacimiento Zafiro. "Por primera vez desde el comienzo de la era del petróleo, Guinea Ecuatorial registrará este año un crecimiento de tan sólo un dígito", indicó la agencia, que citaba a "una fuente de Malabo".

En 2005, la progresión del PIB del país podría no superar el 6,3 por ciento, frente al 30 por ciento de 2004, señaló la agencia, que atribuyó este descenso a las perspectivas de producción de petróleo y gas, sobre todo en el yacimiento marítimo Zafiro, "según esa misma fuente" de Malabo.

DESARROLLO HUMANO

Estas inquietantes informaciones para la economía guineana se producen un par de semanas después de que el informe del PNUD demostrara que Guinea Ecuatorial había bajado en un solo año doce puestos en el Indicador de Desarrollo Humano y que sus habitantes habían perdido casi seis años de esperanza de vida desde 2001.

El país, que era uno de los más pobres del mundo antes de que en 1992 comenzara a producir petróleo, ha pasado del puesto 109 que tenía el año pasado al puesto 121 que ocupa en la actualidad. Por otra parte, la esperanza de vida ha pasado de los 49,1 años en 2001 a los 43,3 años actuales.

"Pese al 'boom' petrolero y al estatus de país de rentas medias que tiene Guinea Ecuatorial, este país sigue teniendo necesidad de asistencia ténica y de cooperación internacional", declaró en Malabo, a mediados de septiembre, el coordinador del PNUD en Malabo, Bacar Abdouroihamane.

Las conclusiones del PNUD ya habían sido adelantadas el pasado mes de mayo por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que advirtió de que, "desafortunadamente, esta riqueza no ha permitido mejoras mensurables en las condiciones de vida".

LAS MULTINACIONALES

El petróleo es el principal factor económico para Guinea Ecuatorial. Un informe publicado el pasado mes de junio por el diario británico 'The Guardian' mostraba que las grandes compañías petroleras británicas y estadounidenses se están aprovechando del estado de corrupción y de la falta de transparencia del régimen de Guinea Ecuatorial para apropiarse en condiciones sumamente ventajosas de los derechos de explotación del petróleo y el gas.

El resultado de ello, indicaba el informe, es que en los últimos años Guinea Ecuatorial sólo ha obtenido del 15 al 30 por ciento del total de las ventas de petróleo y gas, cuando lo normal en Africa Subsahariana es que sea entre 45 y 90 por ciento.

Por ejemplo, según 'The Guardian', el Gobierno de Malabo sólo retiene para sí un 25 por ciento de participación en los extraordinarios beneficios que genera una planta productora de gas natural licuado --para muchos el combustible del futuro-- recientemente puesta en funcionamiento. El resto pertenece al gigante estadounidense Marathon, con sede en Houston (Estados Unidos). El gas, que se refrigera y licúa en esta planta, procede del yacimiento de Alba, también en Guinea Ecuatorial y en el que también opera Marathon.

Para conseguir tan lucrativo negocio, Marathon ofreció al presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema, una gratificación de dos millones de dólares. Una vez conseguidas las concesiones, según el rotativo, "muchos de los derechos de explotación de petróleo de Marathon nunca llegaron a Guinea Ecuatorial, sino que quedaron en una cuenta en Washington".

El diario londinense se refería, tal como quedó demostrado en julio de 2004 con la publicación de un informe del Senado estadounidense, al desvío de fondos estatales guineanos procedentes del petróleo a varias cuentas privadas del presidente Teodoro Obiang Nguema en el banco Riggs, de Washington.

Gracias a todas estas operaciones de corrupción, según 'The Guardian, el presidente Obiang, su mujer y su hijo, 'Teodorín' Nguema Obiang (posible sucesor del mandatario), han adquirido aviones, mansiones y otros lujos financiados con "millones de dólares en efectivo transferidos en maletas a Washington".