Unas 650 empresas españolas operan en Portugal, y 400 portuguesas en España

LISBOA, 11 (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Patricia Ferro)

Las relaciones económicas entre España y Portugal son cada vez más intensas y más proporcionadas, al menos eso es lo que se deduce de un estudio elaborado por la Cámara de Comercio e Industria Luso-Española (CCILE) divulgado hoy en Lisboa, que identificó 400 empresas portuguesas en territorio español y 650 españolas en Portugal.

El estudio revela que las empresas portuguesas han apostado por el mercado español en los dos últimos años. "Durante bastante tiempo la presencia de empresas de capital portugués rondaba la centena, pero desde 2004 se observó una gran expansión", indica el estudio que abarca de 2004 a 2006.

En ese período de tiempo analizaron 180 de esas 400 empresas presentes en España. Las conclusiones fueron claras. En el ejercicio de 2006 alcanzaron un volumen de negocio total de 11.000 millones de euros y dieron empleo a 21.000 trabajadores.

El estudio asegura que esta expansión hacia el país vecino es porque quieren "escapar de la situación económica menos favorable que se vive en Portugal, así como aprovechar las sinergias y las ventajas de un mercado 4,5 veces mayor, en número de consumidores, en Producto Interno Bruto (PIB) y también con mayor nivel de compra".

Pero estas cifras son más relevantes si se comparan con las de las empresas de capital español que en 2006 estaban en Portugal, 650. Esta cifra supone un crecimiento moderado respecto a 2005, en el que había 523. Éstas facturaron globalmente 14.000 millones de euros y daban empleo a 80.000 trabajadores.

"Las empresas españolas en Portugal facturan cerca del 10% del PIB portugués, mientras que las lusas en España facturan cerca del 6% del PIB de Portugal", indica el estudio.

MADRID, GALICIA Y CATALUÑA.

En lo que se refiere a la distribución geográfica de las empresas lusas en territorio español, la comunidad de Madrid es el principal destino, allí están concentradas 312 empresas, el 47% del total. Le sigue Galicia con el 19% y Cataluña con el 10%. Por ciudades, después de Madrid, Pontevedra es la que acoge mayor número con el 12%, seguida de Barcelona con el 9%.

A la inversa, el 60% de las empresas españolas en Portugal están localizadas en un radio de 50 kilómetros en torno a Lisboa, la región de Oporto concentra el 10% y el centro del país un 5,6%.

El estudio también analiza los flujos de inversión de Portugal hacia España y considera que "han sido elevados a lo largo de los años", pero su evolución ha ido reduciéndose. En 2002, alcanzó los 2,7 mil millones de euros, dos años después era de 1,6 mil millones de euros y, en 2006, rondó los 900 millones de euros.

En el sentido contrario, la inversión española en Portugal fue de cerca de 4.500 millones de euros en 2004 y de 3.500 millones de euros en 2006.

ESPAÑA, SEGUNDO PAÍS CON MÁS TRABAJADORES LUSOS.

El estudio realizado por el CCILE también indica que España se ha convertido en el segundo país europeo con mayor número de trabajadores portugueses, sólo es superado por Francia. El principal motivo, mejores sueldos y condiciones laborales.

El sector de la construcción es el que atrae al mayor número de trabajadores lusos, especialmente en los dos últimos años. Sólo en Galicia hay más de 10.000 trabajadores, aunque muchos de ellos, indica el estudio, se desplazan diariamente entre el norte de Portugal y Galicia. Un fenómeno que se repite en casi todas las zonas fronterizas.

El segundo mayor número de profesionales que están en España son los profesores de autoescuela. Se calcula que hay 3.500 instructores de autoescuela trabajando en España, según datos de la Asociación Portuguesa de las Escuelas de Conducción. Le siguen el sector de la seguridad. Además, hay que contar con los más de 4.000 estudiantes portugueses en las universidades españolas, especialmente en Medicina y Arqueología, y con los diversos gestores lusos en multinacionales.