Published On: Dom, Sep 21st, 2014

Los tres pueblos más bonitos de España

Aunque para cada uno su pueblo es el más bonito no ya de España, sino del mundo, la realidad es que hay pueblos que han conservado su encanto frente a la voracidad urbanística que ha asolado España en los últimos 40 años. Los tres pueblos que aquí se citan como los más bonitos no están colocados en ningún orden y aparecen en casi todos los rankings de este tipo aunque haya quien piense que tal o cuál pueblo es mucho más bonito que el otro.

Santillana del Mar

Su origen se basa en un convento medieval fundado para acoger las reliquias de una santa martirizada en Asia Menor, Santa Illana. A partir de ahí el creció un pueblo que, a su vez, hizo crecer al monasterio y así la Villa (la parte turística del municipio que vale la pena ver) se llenó de iglesias, casonas y la impresionante Colegiata. Tiene el añadido de que a 5 kilómetros están las Cuevas de Altamira, sobre las que no es necesario añadir nada.

Santillana del Mar

Albarracín

Este pueblo turolense es Monumento Nacional y Patrimonio de la Humanidad. Sólo con eso ya se puede entender que algo debe tener que valga la pena ser visto.

En Albarracín no hay grandes monumentos o edificios que destaquen sobre el resto. Sin embargo, cada una de las calles de su casco histórico está lleno de casas, escaleras, enrejados, portales, picaportes de hierro, ventanas de forja, balcones de madera y mil detalles más que hacen que pasear por el pueblo sea una auténtica delicia.

Todo esto, claro, ha acabado atrayendo a un sinfín de turistas que encuentran refugio en docenas de bares y hostales que se han integrado perfectamente en el entramado urbano sin desentonar y hasta formando parte de la ciudad-monumento en sí.

Albarracín

Zahara de la Sierra

En la Sierra de Cádiz, este pueblo vive a la sombra de su castillo. Allí empezó la conquista del Reino de Granada en 1483 y si se sube al castillo (tómatelo con calma y echa un botellín de agua que lo vas a necesitar) se puede ver la “Raja del viento”, la brecha que hicieron los asaltantes cristianos para hacerse con la fortaleza.

El pueblo en sí se organiza alrededor de la plaza, de la que salen varias calles por las que se puede pasear entre paredes blancas y ventanas y balcones llenos de macetas con geranios y claveles.

También hay muchos bares y restaurantes de todo tipo encajados perfectamente en la fisonomía del pueblo.

Zahara de la Sierra



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>