" />
Published On: Dom, Dic 5th, 2004

Atascos

Llega el puente de la Constitución. Treinta y dos kilómetros de atascos a la salida de Madrid. Treinta y dos kilómetros de inmovilidad. Veinticinco en Extremadura, dieciséis en Barcelona, otros quince en Tarragona… ¿Cuántas horas han estado todos esos vehículos atrapados sin salida? ¿Cuánto tiempo se han sometido voluntariamente esos conductores a una parálisis cuyo alivio era imposible de divisar? Estos atascos, pensados desde un punto de vista más amplio, no parecen sino una metáfora de otros bloqueos, de otros obstáculos que vivimos en la actualidad.

Atascos. Los atascos de la Constitución. ¿Suena a mera ironía o a descripción de la realidad? Revisemos los hechos del año, del mes, de la semana: Aznar ante la Comisión del 11-M: un ex-presidente que se empeña en repetir su discurso político hasta el hartazgo en vez de contestar preguntas. Los integrantes del grupo de gobierno que no llegan a definir su interrogatorio. Los satélites del astro que toman a risa las preguntas más claras y directas… porque las formula una mujer. Atascos.

Los decires y desdecires del Ministro de Exteriores; las pólizas de seguros extraordinarios para miembros del Gobierno; la surrealista batalla de los idiomas; las deudas históricas por pagar; la financiación extraoficial de diputados; la estúpida guerra de los partidos que semeja una pelea entre marujas; el terrorismo que vuelve a la carga; la violencia escolar; la violencia doméstica; las balas perdidas que matan a los hijos; los gritos de unos, los gritos de otros, las acusaciones cruzadas, las promesas que nunca se cumplen, La Granja y Gran Hermano… Atascos.

El mismísimo Secretario General de la ONU envuelto en el escándalo del siglo; las elecciones fraudulentas en Ucrania; los Estados Unidos y sus tercas ambiciones; las matanzas en Oriente y África; la Constitución Europea que no cuaja; los desastres meteorológicos en Asia o en el Caribe; las guerrillas en Latinoamérica; la pornografía en todos sitios y para todas las edades, las armas nucleares, biológicas, psicológicas, ideológicas… Atascos.

Atascos al desarrollo político, económico, espiritual y mental. Atascos en el transcurso de la vida. Grandes atascos mundiales sumados a otros pequeños, íntimos, del diario vivir y de los que muchas veces no sabemos escapar… Tal vez nos gusten más los atascos en las carreteras. Quizás nos sometamos voluntariamente a estas retenciones materiales, concretas, de los fines de semana “puente”, de los coches detenidos en filas muertas, para no pensar en esos otros atascos que todo el tiempo se cruzan en el camino de nuestro más o menos amplio universo. Contra estos últimos, por desgracia, no parece haber semáforo o guardia de tránsito que pueda hacer algo.

Inés Álvarez



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>