" />
Published On: Mar, Ene 25th, 2005

Somos de primera división

El que una empresa almeriense ocupe posiciones punteras en el mundo en su sector y se anuncie en la Superbowl (algo así como los anuncios de las campanadas de fin de año en España), es un buen motivo para reflexionar sobre el papel que nos ha tocado vivir en el mundo y con quién y cómo nos estamos jugando los cuartos.

En una entrevista publciada en el suplemento de economía de El País hace un par de semanas, el delegaddo en España de una importante multinacional alemana se refería a España como la ocatava potencia económica del mundo, que lo es, y añadía su opinión en el sentido de que nuestro país está ya en la primera división económica y aquí es donde hay que competir.
Vista la evolución de la sociedad española en los últimos veinticinco años, hay que pensar que nos hemos convertido en un país moderno y con gente preparada para competir en todo el mundo. Los cuarenta y pico millones de habitantes de España, además, le dan un enorme potencial para tener mercados propios en los que florezcan muchas empresas que luego puedan salir al extranjero a competir.

La materia prima de la que se compone la economía de un país es el capital humano. Otros países del mundo lo tienen de mucha calidad (pongamos, por ejemplo, Dinamarca) pero bno lo tienen en cantidad suficiente para tener peso específico. Otros, en cambio, lo tienen en cantidad (Indonesia, por ejemplo, tiene más de doscientos millones de habitantes) pero no se han desarrollado lo suficiente para tener sitio en el mercado global o, al menos, para ocupar un lugar destacado.

Los españoles ya hemos demostrado que podemos ser los mejores en algunas cosas. No hay que aspirar a ser los mejores en todo, pero sí tener parcelas reservadas e ir ganando terreno en otros ámbitos y ese terreno hay que ganarlo por arriba, no por abajo. A estas alturas del milenio seguir pensando que tenemos que producir mejores tomates y más baratos que Marruecos es no enterarse de hasta dónde podemos llegar. Producir el mejor mármol para encimeras de cocina del mundo y colocarlo en los principales mercados del mundo sí es un reto por el que se puede luchar, o producir los mejores molinos de viento del mundo, o las mejores placas solares…

Como siempre, habrá quien lea este comentario y diga que no, que los españoles somos unos pringaos y que nunca vamos a llegar a ningún sitio pero claro, se les olvida que aquí se producen más coches que en Inglaterra o que en Italia, que uno de cada tres aerogeneradores que hay en el mundo está fabricado aquí, que la tercera parte de las salchichas que se consumen en el mundo llevan la tripa sintética (el plastiquillo) hecho por una empresa española, etc.

Ahora bien, competir en primera división no es sencillo. Aquí todo es más rápido, de más calidad, requiere más esfuerzo, así que hay que ponerse manos a la obra y no perder ni un minuto. ¡A trabajar tol mundo!

Moderador



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>