" />
Published On: Mar, Feb 8th, 2005

Alto el fuego en Palestina

Por enésima vez, israelíes y palestinos han llegado a un acuerdo de alto el fuego. Por todo lo que significa de cese de la violencia y del derramamiento de sangre, no hay otra posibilidad que darle la bienvenida. Lo que ocurra de ahora en adelante es harina de otro costal.

Al alto el fuego se llega por una situación nueva tras la muerte de Arafat. En realidad, lo único que cambia es que el rais ha desaparecido pero todo lo demás sigue estando igual. A saber:
– los israelíes siguen con la construcción de un muro ilegal; se anexiona terrenos ocupados militarmente en guerras con países vecinos e impide el acceso de estos al recurso más básico en aquella zona semidesértica: el agua
– es estado israelí sigue ejerciendo un control total sobre las zonas palestinas ocupadas e impide el acceso de palestinos a su propio territorio, cortando además, el acceso desde el exterior; es decir, manteniéndolos en el más absoluto y miserable aislamiento
– las fuerzas de seguridad israelí no pierden su capacidad de hacer detenciones arbitrarias y sin proceso judicial contra los palestinos
– las facciones violentas/terroristas palestinas no pierden un ápice de su capacidad operativa y sólo se colocan en un estado de latencia hasta que se inicie la próxima espiral represión/atentados que volverá a traer un nuevo cúmulo de víctimas inocentes

Así las cosas, en realidad ¿qué es el alto el fuego? Pues en realidad eso y sólo eso, un alto el fuego para que los contendientes puedan sacar la cabeza por el borde de la trinchera para poder analizar con tranquilidad cómo está el campo de batalla, reorganizarse y después volver a la batalla.
No es que sea una visión trágica del conflicto; es que en realidad, nadie sabe sobre qué se va a negociar y, por supuesto, los israelíes, con el inestimable apoyo de la diplomacia estadounidense, dan por ganado el terreno logrado a base de fuerza y, como mucho, aceptarán dar un pequeño paso atrás, seguramente para coger impulso.
Es realmente sorprendente la torpeza del pueblo israelí (los políticos son sólo su reflejo) al no entender que la creación de un pequeño (y paupérrimo) estado palestino les permitiría vivir en paz para siempre y resolver ese conflicto que ya lleva cincuenta años enquistado y que es la raíz de eso que se ha dado en llamar (demasiado ampulosamente) el choque de civilizaciones.

Moderador



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>