" />
Published On: Lun, May 16th, 2005

Política “granjera”

Acabamos de dejar atrás una semana espesa en términos de política. El debate por el estado de la Nación nos ha dejado un mal sabor de boca. Y no precisamente por la ruptura supuestamente insoluble entre los dos partidos mayoritarios, sino por la sensación (repetida) de que a nuestros políticos siempre les falta un punto para el profesionalismo.

¿Con qué nos hemos encontrado los que tuvimos la paciencia de seguir las dos jornadas del debate? El primer día, con unas gradas llenas de “representantes del pueblo” aullando como espectadores del circo romano. El segundo, con un desierto más árido que el Sáhara. Y en ambas ocasiones, con una chabacanería y una falta de respeto que se convirtieron en el signo más destacable del evento.

El señor Mariano Rajoy, un talento malgastado por quién sabe qué influencias negativas, se limitó a emitir acusaciones e improperios sin acababar de fundamentarlos en pruebas concretas. Una vez más se enfrascó en un frenesí de crítica destructiva, pero no aportó ninguna solución a los problemas y fallos en los que centraba su andanada de proyectiles.

El Presidente Zapatero mantuvo la serenidad y respondió a los puntos discutidos con detalle y justificando sus argumentos. Pero no acabó de poner en claro que las medidas de gobierno tan criticados por el PP son ni más ni menos que los puntos que el PSOE sostuvo como fundamento de su plan gubernamental desde el inicio de su campaña. Medidas que, se supone, fueron la razón de su victoria electoral.

Por un lado, reclamos desaforados de una oposición que ganaría mucho más presentando una protesta bien organizada y fundamentada, y sugiriendo salidas concretas para los problemas del país. Por el otro, un gobierno que parece defender sus razones con demasiada timidaez y sin acabar de poner los pies sobre la tierra. Y como telón de fondo, una concurrencia maleducada, que no respetó ni la figura del Presidente de Gobierno y que no dudó en estar ausente sin aviso en la segunda etapa, cuando el debate había perdido ya algo de su estilo “La Granja”. Otro espectáculo triste para nuestras altas figuras nacionales.

Inés Álvarez



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>