" />
Published On: Mar, Mar 13th, 2007

Teletrabajo para funcionarios

El Gobierno tiene previsto un decreto que será aprobado en el plazo aproximado de un mes por el que los funcionarios públicos que lo soliciten voluntariamente podrán realizar un 40% de su jornada laboral fuera de su puesto de trabajo. La elección del teletrabajo será voluntaria y no implicará menos sueldo para el funcionario que se incline por esta modalidad laboral.

El objetivo es organizar mejor el tiempo de trabajo de tal manera que las personas puedan armonizar mejor su vida personal, y es un objetivo muy loable, sin embargo el teletrabajo conlleva sus ventajas y sus inconvenientes.

Entre las ventajas destaca en primer lugar la conciliación de la vida laboral y familiar con la posibilidad de prestar más atención a las tareas domésticas, pero tambien se ha comprobado que el teletrabajo genera un menor nivel de estrés, y se trabaja más a gusto y con más dedicación.

Por otro lado, para los empresarios supone un menor coste del puesto de trabajo, la reducción del absentismo, ya que lo que se pide es un trabajo terminado, no la presencia física en un lugar y menos problemas de convivencia en el entorno laboral.

Sin embargo, y es que todo tiene un pero, supone un gasto en herramientas para el control de la calidad y cantidad del trabajo desarrollado por el trabajador, más supervisiones, conflictos de lealtad a la empresa y la pérdida para el trabajador de un ambiente profesional, el aislamiento laboral.

Además el usuario de estos servicios públicos puede estarse preguntando si su solicitud de licencia de apertura estará debajo del bote de mermelada con que el funcionario unta sus tostadas o si los datos personales de uno circulan por la sala de estar, quedando expuestas a miradas indiscretas.

La posibilidad de teletrabajar para los funcionarios estará a disposición de aquellos que tengan más de dos años de antigúedad, posean conocimientos de informática y ordenador con línea informática, que será costeada por el Estado, y siempre que el puesto de trabajo lo permita (quedan excluidos, por ejemplo, aquellos que tengan funciones de atención al público, cuya presencia en las instalaciones es imprescindible). De cualquier modo el 60% de la jornada será desempeñada en la forma ordinaria.

Es, desde luego, una medida innovadora y que probablemente confiera calidad de vida a aquellos que opten por ella pero, ¿somos todos tan disciplinados para emplear el tiempo necesario en desarrollar las tareas desde nuestro entorno personal? Y, por otro lado, me pregunto si no estaremos deshumanizando algo tan innato al ser humano como es el trabajo, convirtiendo la relación laboral y nuestro entorno de trabajo en algo distante.

¿Qué será de la posibilidad de aprender de los compañeros, de forjar con ellos una relación de confianza que nos permita trabajar mejor, ser más productivos?

Habrá que esperar a ver qué pasa ya que sin duda era este un paso inevitable en el mundo de las nuevas tecnología que nos abre un nuevo abanico de posibilidades para trabajar con profesionales altamente cualificados en cualquier parte del mundo y, por supuesto, para organizar nuestro horario y nuestra cotidianeidad del modo que a cada uno nos sea más satisfactorio, teniendo en cuenta que hay quienes trabajan y son más productivos por las mañanas y otros por las tarde, o por las noches.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>