" />
Published On: Mie, Dic 19th, 2007

Perdón, ¿Cuándo se juega el Barça – Madrid?

¿Alguien sabe qué ha pasado con el derby de antaño? Sí, señores, este fin de semana es el Barça – Madrid y nadie dice una palabra más alta que otra. Hace unos años la semana anterior a la disputa del clásico ya estaban “rajando” unos de otros deliberadamente, y ahora…

Qué buenos los tiempos en los que Lorenzo Sanz y Gaspart se enzarzaban en un cruce de declaraciones infinito. Se decían todo tipo de atrocidades el uno al otro y llegaba el día del partido y los hinchas de uno y otro equipo teníamos la sensación de que, el derrotado, tendría que comerse todo lo dicho en esa última semana. Eso era tensión, tanto en el césped como fuera de él. Eso sí era un derby.

Y lo que ocurre es que ahora hay mucho miedo. El Barcelona está viendo cómo se le va desarmando el equipo a cachitos, porque Ronaldinho tiene la cabeza en el Chelsea y porque Deco está cansado de la disciplina blaugrana. Dos de los valores que consiguieron el doblete hace un par de años. A eso se le une el hecho de que, a mi entender, el mejor jugador del mundo, llamémosle Messi, se ha lesionado. Lo que para el Madrid es una noticia equiparable al nacimiento del niño Jesús, para el Barcelona es luto de un mes.

Destacar que Schuster ha dicho que a él le hubiera gustado que jugara Messi (dicho a posteriori, siempre queda bien), cosa que nos creemos todos, claro… pero que tenga cuidado con un tal Giovani Dos Santos.

Por otra parte, el Real Madrid está como esperando el momento de la racha mala. El fútbol es de rachas y cuando se juega con un equipo joven (aunque tenga a un veterano y dos cadáveres jugando), la inestabilidad está asegurada. Este equipo depende de la felicidad de Robinho (ya sabemos lo que significa que un brasileño tenga que sentirse permanentemente feliz…), de que Diarra se alimente bien y de que la Virgen de los Tobillos Perennes tenga a bien cuidar a Van Nistelrooy y Sergio Ramos, para que alguien pueda marcar goles y darlos, respectivamente.

Con este panorama, nadie abre la boquita, es un partido más. Nadie calienta el partido y es el más soso de los últimos años. A este paso ni se marcarán goles, vaya a considerarse una falta de respeto por parte del equipo contrario.

Mijatovic fue el único capaz de romper el hielo con una declaración algo subida de tono, para lo que son hoy las cosas y ahí quedó todo. Mijatovic sabe de qué va esto, porque hasta el año pasado el Madrid estaba en la misma situación que ahora el Barcelona, pero como ganó la Liga…

Así que, por favor, alguien llame a Gaspart para que arregle esto, que aún estamos a tiempo. Tan sólo una declaración suya bastará para encender todo Madrid y crear todo un caos a nivel nacional. Lo triste es que, aunque lo normal es que cada vez que un presidente abre la boca suba el pan, tengamos que recurrir a los clásicos para que enderecen el clásico.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>