" />
Published On: Lun, Dic 31st, 2007

Asesinato de Bhutto

El último capítulo de la vida de Benazir Bhutto se escribió esta semana pasada, cuando falleció tiroteada en un atentado en un mitin político. Después de un largo tiempo en el exilio, y tras una larga lucha, tanto ella como el otro principal opositor, Shariff, pudieron volver a su país, a su tierra, pero no pudo finalmente presentarse a las próximas elecciones convocadas para Marzo.

Es una pena que todavía sigan triunfando los totalitarismos en el mundo, y que haya una ausencia de democracia tan alarmante. Cada vez más se silencia a la prensa, se ocultan pruebas, y los dirigentes hacen lo que les viene en gana. Éste es sólo un caso más de los muchos que hay, a pesar de que también se está produciendo una apertura de muchos países al exterior, al colaboracionismo.

Curioso cuando menos que la propia Bhutto culpara al actual Presidente Musharraf, que subió al tras un golpe de Estado. No me extrañaría nada que el propio Musharraf intentara quitarse a la competencia de en medio. Un atentado y un problema menos para gobernar sin oposición alguna. Yo tomaría mis precauciones si estuviera en el pellejo de Shariff. Si bien no ha sido directamente culpable, si que ha sido al menos culpable indirectamente, al no protegerla adecuadamente, sin las correspondientes medidas de seguridad.

Y es que en estos países en los que política y religión van tan de la mano, hay mucho loco. Se le da todo una importancia sagrada que los lleva incluso a suicidarse por sus creencias, sean estas del tipo que sean. El mismo tipejo que hizo el atentado, no sólo disparó sino que además se inmoló, para asegurarse vamos. Y es estampa habitual en los noticiarios ver en Palestina y demás países cuna del islamismo más radical que se lancen con bombas atadas a su cuerpo contra cualquier objetivo. Yo desde luego lo tengo muy claro, si mi Dios, sea Cristo Alá o cualquiera, me pidiera que me inmolara por él, le iban a dar con viento fresco. No estoy muy seguro de que haya vida más allá de la muerte, pero por si acaso me van a permitir que me aferre a ella con uñas y dientes. Por eso me da mucha rabia cunado veo estas masacres estúpidas por cualquier motivo, la gente que se mata hasta por diferencias de equipo de fútbol. Es un desprecio total por la vida humana.

Espero que mi voz sirva como llamamiento, y más ahora en épocas navideñas, para que la gente empiece a respetar un poco más las opiniones de los demás, y no hacer de todo una cuestión de Estado. Que al menos la muerte de Benazir no haya sido en vano, y sirva para llamar la atención internacional sobre las próximas eleciones, que no haya un pucherazo tan escandaloso como el que ya se ha visto en otros países de corte totalitarista y con democracias fingidas.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>