Controles: las bases de la automatización

Lukor.com

A medida que el hombre aprende a construir máquinas que no dependen de la fuerza animal o humana, descubre que debe encontrar alguna forma de manejarlas y controlarlas. Las máquinas poderosas, dejadas a su suerte, pueden crear confusión y destrucción.

Los sistemas de control se han desarrollado para manejar máquinas o procesos, de modo que se reduzcan las probabilidades de fallos y se obtengan los resultados buscados.

Básicamente, existen sistemas de control abierto y de control cerrado.

Los sistemas de control abierto son aquellos en que la acción del controlador no se relaciona con el resultado final. Ésto significa que no hay retroalimentación hacia el controlador para que éste pueda ajustar la acción de control. Un ejemplo simple es el llenado de un tanque usando una manguera de jardín. Mientras que la llave siga abierta, el agua fluirá. La altura del agua en el tanque no puede hacer que la llave se cierre.

Sin embargo, cuando usted ve que el tanque está lleno y decide cerrar la llave, está añadiendo el elemento de retroalimentación al circuito. Pero en este caso es un circuito cerrado controlado por el hombre.

Los sistemas de circuito cerrado usan la retroalimentación desde un resultado final para ajustar la acción de control en consecuencia.

Pero, ¿qué le parecería tener que permanecer de pie en una posición fija, observando cómo se desarrolla el proceso y cómo se operan las válvulas o interruptores de acuerdo a las condiciones que usted ha establecido? Sería muy cansado, ¿verdad?

Además, los humanos tenemos tendencia a la fatiga, al aburrimiento y a los errores de cálculo. Los controles manuales funcionan muy bien sólo si la velocidad de respuesta requerida es muy lenta y el resultado no es crítico o muy importante. Los sistemas controlados por el hombre pueden tornarse poco confiables.

Hoy en día, se fabrican máquinas para reemplazar a los humanos en la mayoría de los sistemas de control.

Los elementos básicos de cualquier sistema de control son 4: el elemento medidor, el elemento controlador, el valor establecido y el elemento corrector.

El elemento medidor proporciona un medio de detección / medida de las condiciones requeridas. Equivale a la "vista" o el "oído" (u otros sentidos) del sistema.

El elemento controlador es el sitio donde se toman todas las decisiones sobre las acciones a tomar. Se lo puede considerar el "cerebro" del sistema. Debe tomar decisiones basadas en ciertas pautas o valores requeridos. Los valores establecidos son introducidos en el sistema por el hombre.

El elemento corrector es el lugar donde se realiza la corrección del proceso. Se puede equiparar a las "manos" o los "pies" del sistema. Se deben ejecutar ciertas acciones físicas para llevar el proceso de nuevo a los valores establecidos.

Bien, amigos, ¡mantengan el control!
Otros articulos