Published On: Mar, Dic 9th, 2014

Desmantelada una red que estafaba tomando los datos de las facturas telefónicas

El sistema es simple: se roba una factura telefónica del buzón y con esos datos se procede a cambiar la dirección del titular de la línea. Después. vía Internet se hace un pedido de líneas adicionales y se firman toda clase de contratos para obtener móviles, tablets y otros dispositivos de alta gama. En el momento de la entrega se presenta documentación falsificada al repartidor de la empresa de mensajería y después los aparatos se venden en el mercado negro en España y en Marruecos.

Móviles y otros dispositivos tecnológicos aprehendidos

La operación se inició el pasado mes de mayo cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de la existencia de un grupo de personas que podría estar dedicándose a realizar estafas por todo el territorio nacional usurpando la identidad de clientes de telefonía móvil.

Por tal motivo, se estableció un dispositivo de seguimiento sobre este grupo de personas, dando como resultado la detención e imputación de 13 hombres y 7 mujeres de nacionalidades española, rumana y marroquí, como supuestos autores en diferente grado de los delitos de falsedad documental, usurpación de estado civil, estafa, extorsión y pertenencia a organización criminal.

La organización estaba asentada en las provincias de Valencia, Castellón, Alicante, Málaga y Zaragoza. Para desarrollar la actividad ilícita los miembros de la organización conseguían datos reales de terceras personas sustrayendo las facturas de móvil que cogían de los buzones de las viviendas

Una vez conseguidos los datos de clientes de telefonía, llamaban a las compañías y se hacían pasar por estos clientes para contratar nuevas líneas de teléfono asociadas a las ya existentes y solicitar  nuevos terminales de alta gama. Igualmente, la organización realizaba este proceso vía Internet. En ocasiones se llegaron a contratar hasta 5 nuevas líneas de teléfono.

Posteriormente, la red modificaba los datos de contacto del cliente (domicilio, correo electrónico y número de teléfono) para que la compañía no pudiera contactar con el verdadero cliente.

La organización falsificaba la documentación personal de los clientes para recoger los paquetes que contenían los terminales en oficinas postales o bien por mensajería privada

Una vez que la organización tenía en su poder los efectos tecnológicos los comercializaban rápidamente tanto en España como en Marruecos.

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>