" />
Published On: Lun, Mar 6th, 2017

Un oro, dos platas y un bronce para el atletismo español en Belgrado2017

Hasta tres veces subieron ayer domingo nuestros atletas al pódium del Kombank gracias al oro de Adel Mechaal en los 3.000 metros, la plata de Jorge Ureña en el heptathlón y el bronce de Álvaro de Arriba en los 800 metros, sumándose a la plata obtenida ayer por Ruth Beitia en salto de altura.

Uno de los grandes momentos de la tarde estuvo en la final de los 3.000 metros donde el subcampeón de Europa de 5.000 metros el año pasado en Amsterdam realizó una magnífica carrera, controlando en todo momento en el grupo de cabeza y atacando a falta de un par de vueltas para el final aguando a los rivales que venían por detrás para cruzar la línea de meta en vencedor con un registro de 8:00.60, por delante del noruego Henrik Ingebrigtsen y del germano Richard Ringer, mientras que el otro español participante, Carlos Mayo, conseguía plaza de finalista al cruzar la línea de meta en octava posición con 8:06.15. Sensacional actuación por tanto de Mechaal que ratifica las buenas sensaciones que ha ofrecido en sus últimas competiciones y que afronta el verano, con la vista puesta en el Mundial de Londres, con optimismo.

Pero la de Adel no ha sido la única gran alegría en esta tarde de domingo en el Kombank Arena de Belgrado, que será difícil de olvidar para todos los que hemos tenido el privilegio de vivirlo en directo o bien desde las pantallas del televisor. Otros dos atletas españoles también han conseguido incrementar el medallero español en este cierre de la competición. Por un lado, un sensacional Jorge Ureña, que completó una magnífica combinada tras imponerse en las vallas con su mejor registro personal en la distancia de 7.78 (igualando la mejor marca lograda en un Campeonato de Europa en esta prueba en combinadas) y luego elevándose en la pértiga por encima de 5,00 metros, lo que prácticamente le aseguraba el pódium. Le bastó completar la prueba de 1.000 metros en un registro de 2:43.66 para alzarse con una medalla de plata histórica con una marca de 6.227, muy cerca de su récord de España, sólo por detrás del subcampeón olímpico en Río2016, el francés Kevin Mayer, que batió el récord de Europa con 6.479 puntos y que se mostró intratable durante todo el concurso. Histórica medalla de plata para el atletismo español tras el bronce conseguido por Antonio Peñalver en Génova hace 25 años. El futuro se presenta brillante para Jorge Ureña, que promete este verano volver a pelear con los mejores en el Mundial de Londres.

La tercera de las medallas españolas en esta jornada fue para el salmantino Álvaro de Arriba, que corrió de forma muy inteligente en los 800 metros a pesar de que se vio perjudicado por un toque entre el holandés Kupers y Daniel Andújar. De Arriba, aunque tuvo que frenarse, se sobrepuso a esta circunstancia para hacerse con el bronce final con un registro de 1:49.68, por detrás del polaco Adam Kszczot y del danés Andreas Bube consiguiendo su primera gran medalla internacional tras haber sido finalista en Amsterdam el pasado año y olímpico en Río. Muy cerca de los metales estuvo también Daniel Andújar, que peleó hasta el final para cruzar la línea de meta en cuarta posición en 1:50.28 mientras que Kevin López, que no tuvo su día tuvo que conformarse con la sexta plaza en 1:54.17. No obstante, sensacional actuación aquí de nuestros ochocentistas que sin duda han escrito una página muy grande en la historia de esta prueba.

También en la final de los 800 metros femeninos tuvimos representación española gracias a la siempre combativa Esther Guerrero que peleó con todas sus fuerzas pero que en la última vuelta cedió ante el empuje de sus rivales teniendo que conformarse con la sexta plaza final con un registro de 2:03.09, en una carrera dominada por la suiza Selina Büchel. Mismo puesto alcanzó una sensacional Ana Lozano en la prueba de 3.000 metros, corriendo de menos a más y volviendo a batir su marca personal en esta distancia con un registro de 8:55.20. Sensacional la discípula de Javier Cañadillas aquí en Belgrado, demostrando que dará mucho que hablar en el futuro. Por su parte, la veterana Nuria Fernández peleó hasta el final consiguiendo la décima plaza con 9:05.17.

En los concursos la atención para España estuvo centrada en el triple donde estuvo el plusmarquista nacional Pablo Torrijos, que se fue hasta 16,73 metros en su segunda tentativa, marca que a buen seguro le hubiera dado el pase a la mejora en cualquier otra competición internacional pero que en un concurso de altísimo nivel le relegaba a la novena plaza final. No obstante, hay que valorar la regularidad aquí del discípulo de Juan Carlos Álvarez que ha demostrado que se encuentra preparado para volver a sus registros de hace dos años. También a lo largo de la jornada vimos en acción a Cristina Lara en las semifinales de 60 metros. La campeona de España de la distancia realizó una buena carrera clasificándose en cuarta posición de su serie con 7.40, a sólo cuatro centésimas de su mejor prestación esta temporada.

En definitiva, un Campeonato que ha dejado un magnífico sabor de boca a todos los aficionados al atletismo y que se cierra con un balance de cuatro medallas para España (1 de oro, 2 de plata y 1 de bronce) y 14 finalistas, y sobre todo con la sensación de que el atletismo español ha dado un salto de calidad y que se ha mantenido fiel a su lema #pasionporcompetir.

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>