Published On: Mie, Jun 21st, 2017

Podemos no se aplica su propio código ético

A Podemos le está costando un mundo acostumbrarse a ser un partido político tradicional, de los que tienen sedes, gestionan dinero público y sufren en sus carnes la corrupción. Eso que antes llamaban “la casta” y que ahora ya no nombran nunca.

Lo acontecido en el Ayuntamiento de Madrid se puede resumir de la siguiente manera:

  1. El Ayuntamiento de Madrid firma un convenio con los promotores del Open de Tenis de Madrid para, de manera más o menos disimulada, subvencionar el evento deportivo
  2. La Asesoría Jurídica Municipal emite un informe en el que asegura que desde el punto de vista estrictamente técnico no encuentra ninguna ilegalidad en el convenio
  3. Desde Madrid Destino, un ente público encargado de promocionar la capital de España como destino turístico, Carlos Sánchez Mato, Ana Varela y Celia Mayer cuestionan la legalidad de los pagos y contratan a ndedo a dos despachos de abogados (a los que entregan toda la documentación reservada del expediente) con un pago a cuenta de 50.000 €
  4. Los tres cargos públicos llevan a la Fiscalía una denuncia basada en la supuesta ilegalidad de los pagos al Open de Tenis
  5. Los tres denunciantes son cesados de sus cargos por el Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Manuela Carmena
  6. El Partido Popular presenta una querella por malversación de caudales públicos, por incumplir las normas administrativas sobre contratación de servicios externos y por sacar en secreto dinero de la sociedad pública para pagar a los abogados.
  7. El juez estima factible la querella y llama a declarar como imputados (ahora “investigados”) a los tres responsables de los dosieres

En resumen, que los de Podemos han actuado como si Madrids Destino fuera su cortijo y se han gastado el dinero de los ciudadanos como les ha parecido oportuno y ahora están imputados por delitos de malversación de caudales públicos.

El apartado 1.4 del código ético de Ahora Madrid, firmado por todos los cargos de la formación, incluye el «compromiso de renuncia o cese de todos los cargos ante la imputación por la judicatura de delitos relacionados con corrupción, prevaricación con ánimo de lucro, tráfico de influencias, enriquecimiento injusto con recursos públicos o privados, cohecho, malversación y apropiación de fondos públicos, bien sea por interés propio o para favorecer a terceras personas».

Sánchez Mato, edil de Economía y Hacienda, exgía no hace mucho la dimisión de la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, por la misma imputación, pero ayer cambió completamente su discurso.«Somos un ariete contra la corrupción; por eso no solo no vamos a dimitir, sino que además perseveraremos en nuestros esfuerzos para que haya transparencia», afirmó.

Haz lo que yo diga, pero no lo que yo haga.

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>