La hospitalidad de un volcán (Primera parte)




Europa Press

El volcán Kilauea ha atraído y fascinado a los viajeros por mucho tiempo. Desde mediados del 1800, el Hotel Casa del Volcán ha estado situado sobre el borde del cráter del Kilauea.

Entre los años 1865 y 1955, el hotel llevó un registro que recogía las experiencias y las maravillas de los dominios de la diosa Pele. Toda una lección sobre geología y naturaleza humana, las divertidas anotaciones eran una crónica de los límites a los que un aventurero podía llegar para experimentar una maravilla de la naturaleza.

El libro de visitas fue estrenado en 1865. La Casa del Volcán no era más que una choza de paja cuando O.H. Gluck donó el primer libro de visitas en blanco.

El donador del libro solicita a los viajeros y visitantes ocasionales que apunten sus nombres y escriban todas (o algunas de) sus experiencias en cuanto a los fenómenos volcánicos que hayan atraído su atención durante su estancia aquí. De esta forma, los apuntes pueden cobrar un gran valor para el mundo científico dentro de algunos años...                                                                         O.H. Gulick, 2 de febrero de 1865

En 1865, La Casa del Volcán estaba situada en medio de dos volcanes activos, el Kilauea y el Mauna Loa. Como no existía observatorio oficial entonces, Gulick propuso que el libro de visitas se transformara en un medio para registrar la actividad volcánica. El Hotel Casa del Volcán finalmente se convirtió en un verdadero hotel que fue reconstruido a lo largo de los años. En cuanto se llenaba un libro, era donado un nuevo registro.

En 1866 Julius Richardson construyó un hotel mejorado con armazón, bambú y paja. Había un salón amueblado, un hogar y dos dormitorios.

Habiendo visitado Kilauea en los días en que el viejo cobertizo con su puerta abierta y el hoyo en el centro en vez de chimenea eran todas las comodidades para los pobres viajeros helados, ¡cuánto apreciamos y admiramos las delicias del presente albergue, que bien merece el nombre de hotel!. Bien, Madame Pele (la diosa del volcán) ahora enciende el fuego para nosotros y hace buena publicidad del lugar, ya que recibe a los visitantes con hospitalidad. ...                                                                         M. A. Chamberlain, Honolulu, 19 de julio de 1866

En 1877, William H. Lentz fue contratado como asistente en la construcción de un hotel mejorado. Se convirtió en su propietario en 1883. El edificio de 1877 alberga actualmente el Centro de Arte del Volcán.

La administración del Hotel Casa del Volcán no tiene rival en el reino, y podría ser la envidia de una casa de Honolulu con muchas más pretensiones. Reconozco que todos los que venimos aquí saldremos complacidos, la combinación de una atmósfera fresca, unanfitrión genial, una mesa bien provista con varios manjares que no esperaríamos encontrar aquí, y finalmente aunque no menos importante, buenas camas y fuegos reconfortantes que convierten a este lugar en un sitio donde a uno le gustaría quedarse por una semana. ...                                                                         Firma ilegible. Louisiana, 6 de diciembre de 1882

En 1883, O.T. Shipman se hizo cargo del hotel hasta 1885. Los invitados estaban encantados con el nuevo administrador. Sin embargo, la mayor atracción continuaba siendo Madame Pele.

¡EL ESPECTÁCULO MÁS GRANDE DEL MUNDO ¡Los grandes cráteres DE HALE-MAU-MAU y KALEAU! ¡Vómitos de fuego líquido! ¡Olas de lava fundida!!! ¡Fuentes feroces!!! ¡EXHIBICIONES PIROTÉCNICAS SIN IGUAL!!! Día y noche Diosa Pele, Propietaria ...                                                                         Geo. D. Dorrin, Berkeley, Cal., 19 de abril de 1884

En 1885 la Casa del Volcán pasó a ser propiedad de la "Compañía de Vapores Wilder", con John Maby como director.

Vine a la Casa del Volcán por razones de salud y debo decir que el clima, las camas cómodas, las comidas buenas y bien preparadas y el amable trato que he recibido del Sr. y la Sra. Maby me han hecho sentir un hombre nuevo. No puedo evitar sentirme sorprendido por el hecho de que los pobladores de Honolulu especialmente, y los de las islas cercanas, no vengan a la Casa del Volcán cuando necesitan descansar, porque el director y su esposa son capaces de hacer todo por ellos. Mi única pena fue no encontrar a Madame Pele en casa cuando fui a visitarla, pero los paisajes grandiosos e inspiradores que contemplamos nos recompensaron por cualquier contratiempo que hayamos tenido que atravesar, si lo hubo, para regresar a casa. El clima, durante el tiempo que pasé aquí, no fue exactamente favorable, pero la calurosa bienvenida que he recibido invariablemente después de cada paseo por el bosque cercano siempre me ha dado alegría.                                                                         John G. Eckardt, 24 de enero de 1887

1881 vio llegar nuevos propietarios, la Compañía de la Casa del Volcán. Se construyó un hotel nuevo y más grande, bajo la dirección de George A. Howard. El nuevo director del hotel fue Peter Lee, quien dirigió la Casa del Volcán hasta 1898.

Cuatro A.M. Visitamos el cráter. Había veintiocho fuentes en funcionamiento. Las luces combinadas de las linternas y el cráter formaban una visión inspiradora. Recomiendo a los viajeros que visiten a Madame Pele por la noche. La negativa del Sr. Lee puede ser sorteada con una buena estrategia. Escondan sus linternas y antorchas en sus camas.                                                                         Sin firma, 2 de abril de 1894

En 1898, Fred Waldron se hizo cargo de la Casa del Volcán por dos años.

Hicimos un viaje al cráter durante el día y otro por la noche, ambos fueron interesantes. Por la noche las grietas ardían con un rojo feroz y nos entretuvimos cociendo huevos, asando plátanos y quemando varillas. Entramos al cono caliente y sentimos los sesenta grados, y nos encantaron las maravillas que vimos a la luz de la luna, tanto que casi olvidamos regresar. Así fue como, para nuestra sorpresa, cuando atravesábamos el bosque de helechos iluminado por la luna, encontramos una partida de rastreo buscándonos, temerosos de que el borde del cráter se hubiera quebrado y nos hubiera tragado. El alivio de nuestros anfitriones (el Sr. y la Sra. Waldron) a nuestra llegada, resultó en una encantadora cena de medianoche y un crepitante fuego en el hogar.                                                                         Sra. Edith Mailing, 19 de junio de 1902

En la segunda parte de este artículo les ofreceremos más interesantes testimonios de los viajeros que hasta mediados del siglo XX tuvieron el privilegio de visitar la Casa del Volcán.

Vídeos sobre Volcán Kilauea


Hay un comentario
lauti – gral roca
11 De Septiembre De 2010 - 05:07
Ttulo: el volcan

el volcan es impresionantemente grande y si hace erupcion la lava llegaria hasta el mar y no habria forma de solucionar la muerte de los animales ,la extincion de los arboles y animales tantos marinos que de la fauna silvestre

Deja un comentario



?
? ?


Otros articulos

.


Contenido destacado de actualidad

 

La galería de hoy

Galería de guapas y famosas
(Haz click en la imagen para
ver la galería completa)


Mauricio Luque Hola.

Me llamo Mauricio Luque y soy el responsable de que este witio web funcione.
Si tienes alguna queja o quieres hacer alguna propuesta o sugerencia, ponte en contacto conmigo haciendo click aquí.

Gracias, por lo pronto, por visitar estas páginas.