¿Quién quiere ser un "yatero"?

Lukor.com

Hoy en día, los viajes internacionales están más al alcance de la mano que nunca... si se tienen tiempo y dinero suficientes. El problema es que a la mayoría de nosotros nos cuesta mucho ahorrar dinero, y una vez que lo tenemos, debemos encontrar el tiempo para viajar. Parece que sólo los ricos pensionistas tienen ambas cosas para poder viajar sin problemas.

¿No sería estupendo si pudiéramos costearnos un viaje mientras somos jóvenes y no tenemos compromisos? Seguro, algunos de veinte salen en viajes de mochileros, pero ese estilo no es para todos. ¿Qué pasa si uno cae enfermo en el Medio Oriente, o se queda sin dinero en Timbuctu? Enfermar o quebrar en un país extraño puede ser atemorizante y peligroso.

Adivine qué. Hay un modo mejor de ver el mundo por largos períodos de tiempo sin gastar dinero. Tiene que trabajar, pero estará trabajando en los campos de los dioses, y le pagarán bien por estar allí.

Hay distintas variantes de viajeros pagos, y otros que viajan gratis. Además, desde el 11 de septiembre de 2001 ha habido un incremento en el número de personas que se ofrecen como voluntarias. Si prefiere "ofrecer algo a cambio" mientras viaja, puede conectarse con redes de voluntarios católicos, ONGs o clubes de viajeros a través de Internet. Algunos ejemplos son Habitat for Humanity, AmeriCorps y Sierra Club, en los EE.UU.

También le puede resultar interesante conectarse con la Asociación Internacional de Correos Aéreos (International Association for Air Travel Couriers), por medio de la cual los jóvenes emprendedores pueden conseguir viajes gratis en avión a destinos donde se necesita llevar encomiendas.

Este artículo, sin embargo, apunta a un objetivo más específico: presentarle la posibilidad de trabajar a bordo de yates privados. Para ello, tenga en mente estos detalles:

* No necesita un título profesional o académico para empezar.

* No tiene que asociarse a ningún club.

* Tiene la oportunidad de ver mundo.

* Conocerá a algunas de las personas más ricas y famosas del momento.

* Aprenderá tareas de valor incalculable.

* Aprenderá muchas técnicas de mantenimiento.

* ¡Los puestos iniciales normalmente ofrecen dinero suficiente como para ahorrar U$S 20.000 al año!

* La tripulación de embarcaciones charter suelen ganar propinas fantásticas además de su salario.

* No hay gastos: ni alquiler, ni impuestos, ni uniformes ni comida: todo se le proporciona sin cargo.

* Sus ganancias están libres de impuestos.

* La mayoría de los yates le ofrecen cuatro semanas de vacaciones pagas.

* No mucha gente está enterada de este negocio, por lo tanto nunca hay suficiente personal para cubrir los puestos disponibles.

* La moda actual en viajes en yate apunta a embarcaciones cada vez más grandes y lujosas, por éso siempre se abren más puestos de trabajo como tripulación cada vez que uno de estos barcos sale del astillero donde fue construido.

No se preocupe si carece de toda experiencia en barcos. Aprenderá casi todo lo que necesite en el mismo puesto de trabajo. Hay guías disponibles en Internet que le informarán cómo prepararse a la hora de postularse para el primer trabajo. Después de éste, si le gusta la tarea y se lleva bien con su empleador y sus compañeros de trabajo, podrá ascender rápidamente.

Antes de que diga "No puedo hacerlo, me mareo a bordo", tiene que saber que todo el mundo se marea a bordo de un barco. Hay muchas soluciones que le ayudarán a acostumbrarse hasta que desarrolle sus "piernas de mar". Lo importante es comenzar a trabajar, lo que significa:

* Acercarse hasta un puerto donde haya yates,

* Conocer gente que ya trabaja en yates,

* Convencerla de que usted tiene ganas de trabajar y aprender,

* Cumplir con unos requisitos mínimos de seguridad tomando un cursillo básico.

La comunidad de los yates es muy amistosa y le asombrará descubrir cuán pequeño es el mundo una vez que usted empieza a viajar.

Los yates son un camino brillante para darle impulso a su vida. ¡Pruébelo!
Otros articulos