Montañas rusas Disney

Lukor.com

Las tres montañas rusas más importantes del mundo Disney son la Splash Mountain, la Space Mountain y la Thunder Mountain Railroad. Cada una de ellas produce sensaciones diferentes. Algunas veces es dificil decidir en cuál subir primero.

La Thunder Mountanin Railroas, en Frontierland, está inspirada en los días de la quimera del orto, en una mina llamada Tumbleweed, y los asientos son desbocadas cubetas de mina. Es relativamente suave y se adapta bien a adultos y adolescentes. El viaje dura unos tres minutos y medio de giros y descensos oscuros, en los que sientes como si estuvieras cayendo y giras con tanta rapidez que te bamboleas de un lado a otro. Hay 20 figuras animatrónicas que incluyen burros, pollos y un fabricante de lluvia llamado Profesor Cumulus Isobar. Hay herramientas mineras antiguas, rocas que caen, un terremoto, y el olor del sulfuro según pasas por unos estaques fosforescentes. Viajas a traves de unas costillas de dinosaurio, bajo una catarata, pasando geisers activos y sobre piscinas volcánicas. En realidad es necesario prestar atención para darse cuenta de todos los tetalles. Los railes son largos pero van muy deprisa. Es mejor ir durante las paradas o usar un pase, o ir a última hora de día (mucha gente dice que es incluso mejor cuando oscurece). La fila puede ser bastante larga en verano de modo que un abanico puede venir bien.

La Space Mountain, en Tomorrowland, en una atracción cerrada, inspirada en los paseos por el espacio exterior. Entras en una estación espacial y subes y bajas de la atracción por un puerto espacial. La Space Mountain es la primera montaña rusa que está controlada completamente por un sistema informático. Cuando entras en la Space Mountain, hay una fila de luces suaves que parece interminable. Es una buena idea usar un pase, especialmente en las horas punta. El mejor momento para subir es durante los defiles o a última hora de la noche. Finalmente pueden subir seis pasajeros, sentados en una única fila. Tu vehículo va por un tunel de luces estroboscópicas y de colores antes de despegar al espacio. Descenderás y darás un giro brusco a través de la galaxia durante dos minutos y medio a velocidades máximas de 50 kilómetros por hora, pasando estrellas fugaces y planetas. El viaje puede ser demasiado intenso para niños muy pequeños.

La Splash Mountain, en Frontierland, esta inspirada en una película clásica de Walt Disney de 1946. Hay 100 figuras audio-animatrónicas (algunas traidas de una vieja atracción en Disneyland), mientras viajas por cuevas, ciénagas y pantanos. Verás que en principio Brer Rabbit burla a sus perseguidores pero se mete en problemas. Se zambulle contigo desde lo alto de la colina de Chickapin, bajando cinco historias a una vertiginosa velocidad de descenso. Si quieres mojarte de verdad siéntate delante. Hay cámaras que toman fotos justo cuando empiezas a caer hacia la catarata. En muy divertido ver tu expresión después del viaje, en el Splashdown Photos, según sales.

¿Qué montaña rusa escogerás? la Splash Mountain es obviamente una elección para los días de calr. La Space Mountain es fundamentalmente rápida, el centro de las montañas rusas a gran velocidad, es interior y durante mucho tiempo en la oscuridad. La Thunder Mountain es relativamente suave pero tiene gran cantidad de detalles que hacen a los parques temáticos Disney mejores.