Los manifestantes portarán pancartas que simbolizan las letales consecuencias del proyecto Camisea para las tribus no contactadas.

Los manifestantes portarán pancartas que simbolizan las letales consecuencias del proyecto Camisea para las tribus no contactadas.
© Survival

El próximo martes 23 de abril simpatizantes de Survival International se concentrarán frente a las embajadas y consulados de Perú en distintas partes del mundo para pedir que se paralice la expansión del proyecto gasístico Camisea, en la Amazonia peruana, que pone en peligro las vidas de pueblos indígenas aislados.

Los manifestantes portarán pancartas y cascos. En la protesta de Londres llevarán máscaras de gas simbolizando los letales efectos del proyecto Camisea para las tribus aisladas de la región, y entregarán una petición en las embajadas y consulados peruanos en Madrid, Londres, San Francisco, Berlín y París.

La petición, de carácter urgente, pide al presidente de Perú que impida que foráneos y empresas invadan la tierra de los indígenas no contactados, y ya ha sido firmada por más de 120.000 personas de todo el mundo.

Los indígenas aislados son extremadamente vulnerables frente a las enfermedades introducidas por foráneos. La exploración inicial en Camisea en los años 80 provocó la muerte de la mitad de la tribu nahua.

La mitad de la tribu nahua resultó aniquilada después de que su tierra fuera abierta a la exploración petrolífera en la década de los 80.

La mitad de la tribu nahua resultó aniquilada después de que su tierra fuera abierta a la exploración petrolífera en la década de los 80.
© Johan Wildhagen

Camisea se encuentra en el corazón de la Reserva Nahua-Nanti para varios pueblos indígenas aislados y no contactados, y es la zona de amortiguamiento del Parque Nacional del Manu, considerado por la UNESCO como “el lugar con mayor biodiversidad de la tierra”. Es el proyecto gasístico más grande de Perú, y está gestionado por la española Repsol, la argentina Pluspetrol y la estadounidense Hunt Oil, entre otras multinacionales extranjeras.

En estos momentos el Ministerio de Energía y Minas de Perú está a punto de aprobar una gigantesca expansión del proyecto, a pesar de que la ONU ha pedido la “suspensión inmediata” de los trabajos, que probablemente serían devastadores para las tribus.

Aparte de los riesgos derivados de las enfermedades tras el primer contacto, la exploración gasística también amenaza con destruir la selva y ahuyentar a los animales de caza de los que los indígenas aislados dependen para sobrevivir.

El director de Survival, Stephen Corry, ha declarado hoy: “Expandir el proyecto de Camisea hacia las profundidades del territorio de los indígenas aislados es algo extremadamente imprudente e irresponsable. Naciones unidas ha pedido que se abandonen los planes… Yo espero que el Gobierno de Perú tenga el buen sentido de hacer caso”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here