UNICEF, junto a la Media Luna Roja Árabe Siria (SARC) y otras agencias de la ONU, ha distribuido en Aleppo 89 kits médicos, 2.000 kits de higiene familiar y 2 maletines de reanimación, junto a 1.000 toallas, 48 cajas de jabón, ropa de verano y materiales escolares, que fueron transportados en cuatro camiones.

“La situación es extremadamente difícil debido al conflicto“, ha dicho Ettie Higgins, Representante Adjunto de UNICEF en Siria, después de regresar ayer a Damasco desde Aleppo. “Sin embargo, UNICEF continúa trabajando todo el día junto a sus aliados para garantizar que todos los niños que viven en estas horribles y difíciles circunstancias reciban esta ayuda vital.”

Siriaok

Por otra parte, también llegó a Talbiseh otro contingente compuesto por nueve camiones con suministros médicos de emergencia, alimentos, 1.000 kits de higiene familiar y 500 kits de bebé, 160 kits de “escuelas en una maleta” y 900 botes de champú  para más de 55.000 personas.

“Nunca olvidaré la felicidad de los niños al ver llegar a los camiones con los suministros, y sobre todo cuando vieron por primera vez los materiales educativos que eran para ellos”, ha dicho Abdul Kadir Musse, Jefe de la Oficina de UNICEF en Homs, quien resaltó además que las madres estaban especialmente contentas al ver la llegada de medicinas para sus hijos.

Las necesidades de los niños y sus familias crecen

Las condiciones de vida dentro de Siria, especialmente en las zonas más afectadas, se han vuelto cada vez más precarias. Los niños siguen siendo los más afectados de la crisis, por la violencia y el aumento del nivel de destrucción. Muchos hospitales, escuelas y casas han sido destruidas, más de cuatro millones de personas –la mitad niños- han sido desplazadas internamente, y muchos viven hacinados y sin higiene.

A pesar de las dificultades que hay en la zona y la falta de fondos, UNICEF y sus aliados continúan prestando asistencia a los niños que hay dentro de Siria y también a los más de 600.000 que han huido a países vecinos.

Los donantes han mostrado un gran apoyo a la labor de UNICEF, pero las necesidades de los niños sirios y sus familias están creciendo de manera exponencial, por lo que se necesitan con urgencia más fondos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here