Según las últimas cifras oficiales, hay más de 190 muertos y más de 12.000 heridos. Los equipos de salvamento del Gobierno acaban de llegar a las comunidades remotas afectadas por el seísmo y se empieza a conocer con más detalle hasta dónde llega el nivel de devastación.

UNICEF está actuando con las autoridades chinas para intensificar y acelerar los esfuerzos en materia de nutrición, higiene y saneamiento, salud materna e infantil, y protección y bienestar.

Este lunes, con el apoyo de UNICEF Hong Kong, la organización asignó 75.000 dólares (unos 58.000 euros) para equipamiento obstétrico de emergencia y de salud neonatal en los ambulatorios locales.

Algunas de las comunidades damnificadas por el seísmo también se vieron afectadas por el terremoto de Wenchuan en 2008. Por ello, se teme que los niños puedan revivir el trauma que sufrieron hace cinco años.

“El Gobierno de China está haciendo un esfuerzo impresionante para atender las necesidades más urgentes en respuesta a este poderoso terremoto (…) También estamos impresionados por la el apoyo inmediato y generoso de la sociedad civil y el sector privado“, ha indicado Gillian Mellsop, la Representante de UNICEF China.

“Nuestros pensamientos deben centrarse sobre todo en los niños cuyas vidas se han visto destrozadas. Necesitan nuestro apoyo urgente e inteligente con objeto de que se recuperen de los traumas que han sufrido “, ha añadido.

Terremoto-en-China

ESPACIOS AMIGOS DE LA INFANCIA

UNICEF está trabajando con el Comité de Trabajo Nacional del Consejo de Estado para la Mujer y la Infancia (NWCCW, por sus siglas en inglés) para fortalecer los Espacios Amigos de la Infancia que ya están actuando cerca del epicentro del terremoto.

También prestará apoyo a los equipos móviles de expansión del bienestar infantil en las comunidades vecinas para ayudar a que los niños vulnerables tengan acceso a los servicios disponibles.

Después del terremoto de Wenchuan de 2008, UNICEF y el NWCCW establecieron 40 Espacios Amigos de la Infancia en toda la zona del seísmo, incluyendo dos en el municipio de Lushan.

Los Espacios Amigos de la Infancia son ámbitos donde los menores pueden aprender y jugar seguros, para así tener la oportunidad de regresar lo antes posible a la normalidad. En estos espacios, los niños adquieren aptitudes prácticas para la vida y reciben el apoyo psicosocial que necesitan. Además, llevan a cabo actividades lúdicas para superar los traumas causados por las situaciones que han tenido que vivir con la emergencia.

En colaboración con sus interlocutores gubernamentales, UNICEF también se está preparando para dar apoyo a los servicios de salud materna e infantil en 34 ambulatorios locales, a las campañas de inmunización contra el sarampión, las paperas, la rubéola y la hepatitis; así como suministrar asistencia alimentaria, kits de higiene y letrinas móviles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here