El pasajero detenido transportaba en su equipaje dos sacos de patatas de dos kilos cada uno y otros productos alimenticios

La Guardia Civil descubrió varias patatas que, pese a su apariencia natural, habían sido ahuecadas para alojar droga en su interior

La Guardia Civil intervino el pasado día 29 de abril, en la T-1 del aeropuerto internacional de El Prat de Llobregat (Barcelona), 6´660 kilogramos de cocaína ocultos en el interior de patatas y ocultos también en dobles fondos de otros efectos y detuvo a un hombre de 49 años, de nacionalidad peruana y vecino de Barcelona, como presunto autor de un delito contra la salud pública.

droga incautada

Los agentes del Servicio Fiscal de la Guardia Civil del aeropuerto, detectaron a un pasajero procedente de Lima (Perú), transportando en su maleta dos sacos de patatas, un envase de champú, tres de sirope de chocolate, dos de salsa de kétchup y un sobre de aderezo para comidas.

Los guardias civiles sometieron estos productos a un estudio más detallado, al albergar sospechas de que esta persona pudiera utilizarlos para intentar introducir droga en España.

En cuanto a los tubérculos (dos bolsas de tres kilos cada una), los agentes descubrieron que 16 patatas habían sido partidas en dos mitades, extraída parte de su carne hasta conseguir un hueco lo suficientemente amplio como para alojar una bolsa de droga de unos 200 gramos y, finalmente, manipuladas para hacer creer a los agentes que se encontraban ante simples tubérculos.

Los envases tenían practicado un doble fondo donde se encontraba oculta parte de la cocaína intervenida por la Guardia Civil, cuatro de los casi siete kilos intervenidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here