El 24 de abril, un rebelde de Seleka conocido como “el Coronel” ordenó robar un vehículo a dos jóvenes de 17 y 19 años en un barrio de Bangui. Posteriormente, una multitud se congregó en el lugar donde se produjo el robo para apedrear hasta la muerte a los jóvenes mientras “el Coronel” huía de la escena del delito.

Los dos muertos habían sido desmovilizados del movimiento rebelde Convención de Patriotas por la Justicia y la Paz y de un grupo de 64 niños y jóvenes asociados con grupos armados que se habían trasladado a Bangui en diciembre de 2012 tras intensificarse los enfrentamientos. Muchos fueron llevados con familias de acogida y algunos fueron reclutados nuevamente después de que el grupo Seleka se apoderara de la capital en marzo.

ninos soldado africa

Queremos expresar nuestros respetos a las familias de los dos jóvenes, uno de ellos menor de edad, y condenar las acciones que condujeron a esta tragedia”, dijo el Representante de UNICEF República Centroafricana, Souleymane Diabate. “Hacemos un llamamiento urgente para proteger a los niños afectados por el conflicto, pedimos la liberación inmediata de todos los niños asociados a grupos armados. Se debe actuar contra aquellos que están reclutando y usando a los niños para cometer crímenes”, agregó.

UNICEF insta a todas las partes a que protejan los derechos de los niños afectados por el conflicto armado en República Centroafricana. UNICEF está trabajando de manera intensa para detener el reclutamiento de niños y apoyarles en la liberación y reunificación con sus familias y comunidades.

Todos los niños tienen el derecho de ser protegidos de la violencia. El reclutamiento y el uso de niños en conflictos armados es una de las seis violaciones graves a los derechos de los niños según la Resolución 1.612 del Consejo de Seguridad, y aquellos que cometen esos crímenes contra los niños deben asumir sus responsabilidades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here