Los yanomamis celebran el comienzo de una operación para expulsar a los ganaderos ilegales de sus tierras.

Los yanomamis celebran el comienzo de una operación para expulsar a los ganaderos ilegales de sus tierras.
© Survival

Las autoridades brasileñas han comenzado una operación para expulsar a once haciendas ilegales del territorio yanomami en Brasil, y devolver la tierra a los indígenas.

Al menos tres de las haciendas, en la región de Ajarani, han sido clausuradas hasta el momento. Las operaba supuestamente una persona llamada Abrao Pires Mateus.

La operación es resultado de la intensa presión y las protestas realizadas por la organización yanomami de Brasil “Hutukara”, la presión del Ministerio Público y una expedición de investigación que llevaron a cabo los propios indígenas y FUNAI, el departamento de asuntos indígenas del Gobierno brasileño.

La tierra yanomami de Brasil fue demarcada para el uso exclusivo de los indígenas en 1992, en una histórica victoria que siguió a la devastación que causaron las decenas de miles de buscadores de oro que habían invadido previamente la tierra de esta tribu.

Sin embargo, los mineros ilegales continúan operando en la zona, contaminando los ríos y amenazando las vidas de los yanomamis aislados, y los ganadaros de Ajarani han talado ilegalmente algunas zonas de la selva de los yanomamis.

La tierra de los yanomamis es vital para su modo de vida y su supervivencia. Davi Kopenawa, un chamán conocido como el “Dalai Lama de la selva”, dijo a Survival: “Nuestra tierra debe ser respetada. Nuestra tierra es nuestra herencia, una herencia que nos protege”.

Los yanomamis celebran el comienzo de la operación y están presionando para que el resto de las haciendas sean desmanteladas rápidamente.

Survival lleva décadas apoyando a los yanomamis y ha pedido que se expulse a todos los invasores ilegales de su tierra tanto en Brasil como en Venezuela.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here