• En la actualidad, más de medio millón de personas mueren cada año a consecuencia de un negocio que mueve 85.000 millones de dólares

fotonota_0Medio millón de personas mueren en el mundo cada año a causa de la violencia armada. En la imagen, un niño sostiene una pelota frente a un edificio con marcas de balas en la ciudad angoleña de Kuito.

(c) Giovanni Diffident

 

 

 

“Las devastadoras consecuencias humanitarias del conflicto actual en Siria subrayan cuán urgente resulta su reglamentación”

Hoy, 3 de junio, la sede de las Naciones Unidas tienen una cita histórica: Gobiernos de todo el mundo firmarán el Tratado de Comercio de Armas (TCA), que protegerá a millones de personas que viven con el temor diario a la violencia armada y en riesgo de violación, agresión, desplazamiento y muerte. Más de 500.000 personas mueren cada año a causa de de estaviolencia armada.

El TCA, primer acuerdo vinculante a escala internacional que reglamenta el comercio de armas y municiones, que mueve 85.000millones de dólares anuales, será firmado entre otros Estados por España, que ha apoyado de manera determinante este proceso y que ya cuenta con una ley nacional que regula este comercio. Otros de los países que se suman a la firma son algunos de los que más armas exportan, como el Reino Unido, Alemania y Francia, así como exportadores emergentes, tales como Brasil y México.A lo largo de este año, se espera la firma del Gobierno de Estados Unidos.

En la lista de los signatarios también se encuentran ocho de los países más afectados por la violencia en el mundo, lo que contribuirá a hacer más difícil que el tráfico ilícito de armas cruce sus fronteras. Estados asolados por conflictos, como la República Democrática del Congo y Sudán del Sur, están a la cabeza en el proceso de aprobación del tratado, en un esfuerzo por proteger a millones de personas desplazadas de sus hogares debido a la violencia armada.

La coalición “Armas bajo control”, que representa a más de 100 grupos de la sociedad civil que han luchado durante más de una década en favor del tratado, apunta que los países que firmen hoy deben adherirse inmediatamente a sus normas. Tal adhesión deberá llevar a cabo evaluaciones exhaustivas de los riesgos de cada transferencia de armas antes de realizarse. Asimismo, los Gobiernos tendrán que analizar el riesgo de que las armas o municiones caigan en manos equivocadas o sean utilizadas para cometer violaciones de los derechos humanos.

“Nuevo amanecer”

El portavoz de “Armas Bajo Control” de Intermón Oxfam, Francisco Yermo ha señalado: “La firma del Tratado de Comercio de Armas trae esperanza a los millones de personas afectadas por la violencia armada cada día. Se ha enviado un mensaje claro a los traficantes y a los dictadores: el tiempo de fácil acceso a las armas ha terminado. Durante generaciones, el comercio de armas ha estado rodeado de secretismo, pero a partir de ahora estará abierto al escrutinio. Las devastadoras consecuencias humanitarias del conflicto actual en Siria subrayan cuán urgente resulta su reglamentación”.

Según Yermo, “este tratado exige a los Gobiernos que asuman la responsabilidad de toda transferencia de armas que entre o salga de su territorio, y que tanto los Derechos Humanos como el Derecho Internacional Humanitario sean elemento central de las decisiones y no los beneficios económicos. Se han perdido demasiadas vidas por la violencia armada; la ceremonia de hoy marca un nuevo amanecer”

Asimismo, la directora de la Campaña Armas bajo control, Allison Pytlak ha resaltado: “El día de hoy se crea un poderoso estándar mundial. El TCA consagra nueva legislación internacional que incidirá en el comportamiento de todos los Estados, incluso los que no son signatarios, como Rusia y China. A partir del éxito del Tratado de Prohibición de Minas y la Convención sobre Municiones en Racimo, hemos visto de qué manera la creación de nuevas normas internacionales constituyen un poderoso factor de disuasión, incluso para aquellos que no firman de inmediato”.

“Los Estados que han defendido el tratado durante casi una década deben demostrar su liderazgo mediante la firma y ratificación del tratado lo antes posible. Instamos a todos los países a que aprueben legislación nacional que garantice el cumplimiento del tratado. Hoy, día en que el tratado se convierte en realidad, nos encontramos un paso más cerca de la solución de los ataques contra civiles y la violencia sexual en África, incluido el Congo oriental, donde el conflicto ha destrozado las vidas de millones de personas”, ha afirmado el portavoz de la Red de Acción de África Occidental sobre Armas Pequeñas, Baffour Amoa.

Más de 10 años de activismo

El 2 de abril de 2013, tras una década de campaña y activismo, la Asamblea General de las Naciones Unidas votó mayoritariamente a favor de un tratado que, por primera vez, regule las transferencias internacionales de armas y municiones.

Hace más de una década, cuando se inició la campaña Armas bajo control a favor del TCA sólo Malí, Costa Rica y Camboya apoyaban el tratado. Tras 10 años y una enorme presión llevada a cabo por activistas de todo el mundo, más de 150 países se sumaron a la adopción de un acuerdo jurídicamente vinculante de armas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here