Greenpeace ha lanzado una campaña de movilizaciones contra las energías fósiles situándolas junto a otras tecnologías maduras y comparándolas con las opciones actualmente disponibles. Utilizar hoy las cintas VHS es el equivalente a producir electricidad quemando carbón o petróleo y sus derivados. Aunque a las empresas parece que no hay que incentivarlas para que usen los recursos tecnológicos a su alcance, parece que sí necesitan un empujón para abandonar el empleo de combustibles fósiles.

Global Investment Day

Hay empresas que siguen apostando por los combustibles fósiles, con el beneplácito y apoyo de muchos gobiernos. Sin ir más lejos, nuestro propio Gobierno que sigue fomentando la búsqueda de hidrocarburos en nuestras costas, mantiene las ayudas al carbón… mientras que dificulta y retrasa el desarrollo de las energías renovables.

Está más que demostrado que el uso de combustibles fósiles es una tecnología obsoleta, altamente contaminante y causante del cambio climático. Afortunadamente, al igual que en el caso de las cintas de vídeo, tenemos alternativas más rentables, sostenibles y seguras como la energía solar o la eólica.

Por eso, mañana 14 de febrero, 350.org, Greenpeace y otras muchas organizaciones saldrán a la calle para pedir que se retire la inversión en los combustibles fósiles y que se invierta en energías limpias. Es el llamado Global Divestment Day.

En España habrá movilizaciones en Barcelona, León, Menorca y Valencia. Los combustibles fósiles son el pasado, como lo son las cintas de VHS.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here