Antes de que fracasara estrepitosamente, el presidente de los Estados Unidos Donald Trump, firmó ayer miércoles una orden para clausurar la comisión que debía investigar las acusaciones de fraude en las elecciones presidenciales de 2016 que el propio Trump se había encargado de difundir.

Después de ser declarado vencedor en las elecciones, Trump dijo que también había ganado en número de votos a la candidata demócrata pero que “millones de personas votaron” ilegalmente a favor de HIllary Clinton. Por supuesto, esa afirmación nunca estuvo respaldada en ninguna prueba y constituye una muestra más de cómo la mentira se convierte en posverdad. De hecho, lo único que sí ha sido oficialmente confirmado es que Clinton obtuvo tres millones de votos más que Trump pero el sistema electoral estadounidense dio la victoria al republicano.

Al poco de asumir la presidencia, Trump dijo que crearía una comisión para investigar el fraude electoral que se había cometido contra él aunque tardó cinco meses en constituirla y sólo lo hizo para no afrontar mayores responsabilidades políticas.

En la nota de prensa en la que se anuncia la cancelación de la comisión, la Casa Blanca insiste en que se produjo un inmenso fraude electoral pero, de nuevo, no aporta ninguna prueba. Todos los expertos coinciden en que, si bien es posible que un fraude de ese nivel se hubiese podido llegar a producir, la experiencia demuestra que es difícil orquestar un amaño electoral de esas proporciones sin que nunca nadie llegue a desvelar su participación en la misma.

Casi un año después, la argumentación técnica para cerrar la comisión se resume en que los distintos estados donde supuestamente se produjeron los fraudes no han remitido la documentación requerida y eso hace imposible continuar los trabajos por lo que, para ahorrar al contribuyente los costes de larguísimos procesos judiciales, se procede a la disolución.

En resumen: Trump se inventa un fraude electoral y exige a otros que le aporten las pruebas, pero como no se las dan (porque nadie las tiene), los demás son cómplices del fraude. Posverdad en estado puro.

3 Comentarios

    • nada…… vosotros seguid con los ojos cerrados y sin daros cuenta de que el mundo ha cambiado
      podeis seguir diciendo que Trump no va a ganar, que no habra brexit, que Merkel volverá a ganar y la ultraderecha no subira en Alemania……
      seguid asi

      • El que saque más votos no significa que diga cosas inteligentes, dice que el electorado americano ha elegido a un tarado para goberrnarse.
        Esto sólo lo van a pagar (muy caro) los propios americanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here