En medio de una campaña de detenciones de activistas que quieren ejercer ya el derecho a conducir, Arabia Saudí aprueba una ley para frenar el acoso sexual.

Parece que ya ha llegado la hora de frenar la lacra del acoso sexual en sus calles y por eso, en este ultraconservador país se ha aprobado una ley que castiga con hasta cinco años de prisión y multas de más de sesenta mil euros a quienes cometan abusos contra mujeres.

La norma, que ya ha pasado el primer filtro de la Shura, un órgano consultivo religioso, espera ahora la sanción real, momento a partir del cuál entrará en vigor definitivamente. Está compuesta de ocho artículos que pretenden “combatir la lacra del abuso sexual contra las mujeres previniéndolo, imponiendo severos castigos a los autores y ayudando a las víctimas, con la idea de salvaguardar su privacidad, dignidad y libertad personal garantizadas por la ley islámica y las normas civiles” según el comunicado que ha hecho público este organismo.

La Shura reconoce que esta norma viene a ocupar un vacío jurídico largamente reclamado por las mujeres y que, a imagen y semejanza de lo ocurrido en otros países, tendrá un efecto disuasorio sobre los posibles delincuentes.

Pese a todo, la propuesta de ley del ministerio del interior saudí, sólo ha obtenido el apoyo de ochenta y cuatro de los ciento cincuenta miembros del Consejo de la Shura, lo que da idea de las resistencias que está encontrando el proceso de reformas económicas y sociales promovidas por el príncipe heredero Mohamed bin Salman.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here