Otro vuelta de tuerca más. Primero era que sí y luego que no pero ahora parece que es otra vez que sí, que habrá cumbre en Singapur entre Donald Trump y Kim Jong-un para tratar la desnuclearización de Corea del Norte a cambio de beneficios comerciales… salvo que al presidente americano se le crucen otra vez los cables y escriba otro tuit arruinándolo todo.

El hecho es que el Secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, se reunió ayer miércoles con Kim Yong-chol, principal asesor del máximo dirigente norcoreano con intención de preparar la cumbre que, en principio, va a tener lugar en Singapur el próximo doce de junio.

El jefe de la diplomacia americana se reunió durante noventa minutos en una cena de trabajo con el alto cargo norcoreano, a la sazón, vicepresidente del Partido de los Trabajadores de Corea del Norte con la anunciada reunión como único punto del orden del día.

Si nada ocurre (y en la administración Trump cualquier cosa puede pasar de un día para otro) la cita está señalada para el próximo doce de junio en Singapur aunque por ahora el último comunicado conocido es el tuit del presidente Trump en el que anunciaba la cancelación de la cita.

Kim Yong-cholhabía llegado ayer mismo al JFK International Airport de Nueva York y es el más alto cargo del país que visita los Estados Unidos desde 2.000 y trae un mensaje personal del Amado Líder norcoreano para tratar de reactivar las conversaciones sobre desnuclearización de Corea del Norte en el encuentro de Singapur.

Después de la cena de trabajo, Pompeo ha publicado algunas fotos en su cuenta de Twitter en la que se le ve con el político norcoreano y un comentario sobre lo positivo del  encuentro.

Al final del día, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, ha afirmado que el gobierno de los Estados Unidos “espera” que se pueda llevar a cabo la reunión entre Trump y Kim Jong-un en la ciudad asiática el próximo día 12 de junio.

¿Habrá finalmente cumbre?

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here