El Parlamento Danés ha aprobado esta media, que entrará en vigor el próximo mes de agosto y que establece multas de hasta 1.300 euros, para aquellas mujeres que vistan estas prendas que, de acuerdo a los promotores de la nueva norma, van en contra de los valores de la sociedad que las acoge. La oposición ha criticado la norma porque viola el derecho de las mujeres a vestir como les plazca.

Una vez que la ley entre en vigor, la policía podrá requerir a las mujeres que vistan esas prendas (que expresan el papel secundario de la mujer en las sociedades musulmanas) para descubrirse o para abandonar los espacios públicos, no sin antes haber recibido la correspondiente multa de 134 euros la primera vez que lo hagan y de 1.340 a partir de la cuarta vez que infrinjan la norma.

Francia, Bélgica, Holanda, Bulgaria y el lander alemán de Bavaria han prohibido el uso en público de esas prendas porque son contrarias al papel igualitario que las sociedades occidentales asignan a la mujer; en los países europeos no se entendería que los hombres pudiesen caminar por la calle a cara descubierta y las mujeres tuviesen que ocultarse tras velos de todo tipo.

La organización no gubernamental Amnistía Internacional, sin embargo se ha referido a la norma como una discriminación contra la mujer, la cual debe ser libre para vestir la ropa que desee.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here