Rafael Merchán 43, uno de los testigos clave del caso Odebrecht en Colombia y ex Secretario de Transparencia de la Presidencia de la República durante la presidencia de Juan Manuel Santos, apareció muerto el jueves 27 de diciembre en su apartamento en la Bogotá.

Merchán sería, en este caso, el segundo testigo en dos meses en parecer muerto, siendo el primero Jorge Enrique Pizano, empleado de la concesionaria Ruta del Sol II.

Pizano, quien murió en noviembre, reveló las supuestas irregularidades en los contratos para la construcción de la Ruta del Sol II, que comunicaría el centro de Colombia con la costa del Caribe, y murió pocos días después en extrañas circunstancias. Después de la investigación, se supo que había sido envenenado con cianuro.

Por su parte, Merchán, ex funcionario del gobierno de Santos y abogado de profesión, no había respondido a las llamadas de su círculo de amigos o familiares desde el 25 de diciembre. CNN en español informó que las autoridades colombianas aún no han revelado la causa de la muerte de Merchán y que las circunstancias que rodearon su muerte esán siendo investigadas.

A Merchán se le pidió que testificara por parte de la defensa de Andrade, quien, según El Tiempo, quería demostrar que su cliente no tenía anda que ver con la corrupta empresa brasileña.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here