La humillación a que fueron sometidas las fuerzas de seguridad y la Justicia el día que 20 narcos se llevaron en volandas a un compañero detenido en un hospital del Campo de Gibraltar marcó el punto de inflexión en la lucha contra la delincuencia organizada que utiliza Gibraltar y su zona de influencia como vía de entrada para el tabaco distribuido clandestinamente sin pagar los correspondientes impuestos y la droga proviniente de África y, en menor medida, de Hispanoamérica.

Desde entonces se puso en marcha un plan especial de lucha contra la delincuencia organizada que incluía refuerzos de personal en Policía y Guardia Civil y en los juzgados penales de la zona y que pretendía acabar con la imagen de impunidad que se estaba gestando en la comarca, al estilo del narco mejicano o colombiano que tantas desgracias ha acabado llevando a sus países.

La última operación ataca directamente a las infraestructuras del negocio, afectando a las armas con las que se surten todas estas organizaciones.

Atendiendo a la amable petición del Servicio de Información del Gobierno de Gibraltar en España, procedemos a incluir aquí algunos documentos y enlaces en los que se detalla la relación de Gibraltar con el contrabando de tabaco y estupefacientes y el blanqueo de capitales y cómo afecta todo ello al área del Campo de Gibraltar.

[PDF] Principales resultados del Informe Final del Proyecto Organised Crime Portfolio de la Unión Europea
[Diario de Cádiz] Blanqueo de dinero en Gibraltar
[El Mundo] Gibraltar se paga sus servicios públicos engañando a la UE
[El Periódico de Caraluña] El fiscal indaga el contrabando de tabaco y el blanqueo en Gibraltar

La Guardia Civil ha desmantelado una organización dedicada a facilitar armas de fuego a los narcotraficantes que actúan en el Campo de Gibraltar. La operación Navero-Sherry se ha saldado con 10 personas detenidas y otras dos investigadas en las provincias de Sevilla, Cádiz, Córdoba, Madrid y Valencia. Se les considera autores de los delitos de tráfico de armas, contrabando, depósito de armas de guerra, tenencia ilícita de armas, tráfico y depósito de municiones, robo con fuerza, receptación y tráfico de drogas.

Los miembros de la organización contaban con dos talleres clandestinos en los que se han hallado 20 armas de fuego, 12.413 cartuchos de diferentes calibres, 118 silenciadores , 31.520 euros y dos vehículos con los que introducían las armas en nuestro país.

La operación se inició a raíz de la investigación abierta por la Jefatura de Información para averiguar el origen de dos escopetas tácticas. Estas armas fueron intervenidas junto con 2.000 kilos de hachís a una de las organizaciones de narcotráfico que operaba en el Campo de Gibraltar.
En colaboración con la agencia estadounidense ATF, los investigadores revelaron que las armas habían sido introducidas de contrabando en nuestro país. Los miembros de la organización viajaban en coche hasta otros países para traerlas a España ocultas en dobles fondos.

La organización vendía las armas con silenciadores de última generación fabricados en una empresa de mecanizados metálicos de la provincia de Madrid. Durante los registros se intervinieron 118 de estos silenciadores conocidos como “chupetes”.

Robo entre talleres clandestinos

Los detenidos robaron 27 armas de fuego en un taller clandestino de armas de Espiel (Córdoba) y las ocultaron en una vivienda de Lebrija (Sevilla). En el registro de este domicilio, la Guardia Civil descubrió otro taller clandestino dotado de maquinaria pesada para la manipulación de armas y la fabricación ilegal de municiones.

La distribución de las armas hacia el Campo de Gibraltar se llevaba a cabo desde El Puerto de Santa María (Cádiz). Un miembro de la organización, vecino de esta localidad, disponía en su domicilio de varias armas con cañones recortados y sin números de serie. También poseía 37 kilos de hachís, entre otras sustancias estupefacientes.

Además de las armas y los vehículos utilizados, la Guardia Civil intervino 12 metros de mecha lenta explosiva, dos granadas fumígenas, pólvora, numerosos cañones y piezas fundamentales de armas de fuego, así como herramientas y maquinaria, equipos de visión nocturna e importantes cantidades de estupefacientes.

Más de 300 detenidos por tráfico de armas en cinco años

Esta operación se enmarca dentro del Plan Integral para el Control de las Armas de Fuego (PICAF) de la Guardia Civil. En los últimos cinco años se han explotado 30 operaciones contra redes de tráfico de armas con el resultado de 306 personas detenidas, mas de 3.150 armas de fuego incautadas y 346.700 cartuchos metálicos intervenidos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here