Un tribunal del norte de Francia ha enviado a dos activistas veganos a prisión por una serie de ataques a tiendas y restaurantes que venden carne por primera vez en  el país.

El tribunal de Lille dictó las dos sentencias de 10 y 6 meses por los ataques a distintas empresas en el norte de Francia entre noviembre de 2018 y febrero de 2019.

La pareja, un trabajador social de 23 años de edad llamada Cyrile y una empleada de un jardín de infancia de 29 años llamada Mathilde, fueron condenados por un delito de daños después de romper las ventanas y lanzar pintura roja en carnicerías, pescaderías, restaurantes y tiendas de la zona.

Es probable que eviten la prisión ya que la legislación francesa, al igual que la española, permite que las sentencias de menos de dos años se conmuten por servicios comunitarios.

«Necesitábamos una condena ejemplar para que este tipo acciones de pequeños grupos con ideas extremistas y profundamente violentos llegaran a su fin», dijo el jefe de la federación local de carniceros, Laurent Rigaud.

Los activistas provienen de un movimiento que se describe a sí mismo como «antiespecista», que rechaza la idea de que los humanos se sientan en la cima de la pirámide alimentaria y consuman animales.

Otros dos acusados, entre ellos una mujer acusada de complicidad en los atentados, también fueron condenados a penas de seis meses.

El tribunal también estableció el pago de una indemnización a las víctimas, cuyas empresas sufrieron daños estimados en varios millones de euros.

En el juicio, Cyrile y Mathilde, que no tenían antecedentes penales, admitieron haber participado en salidas nocturnas en las que rompieron ventanas o garabatearon eslóganes como «Alto al Especismo» y «Asesinos» en negocios en los que se vende o se sirve carne.

El pasado mes de junio, los carniceros franceses escribieron al Ministerio del Interior solicitando mayor protección después de que varios negocios fueran vandalizados en todo el país, a menudo salpicados de sangre falsa.

A medida que cambian los hábitos alimentarios y sanitarios en Francia, las ventas de carne han ido disminuyendo y el movimiento por los derechos de los animales está cada vez más activo, liderado por activistas como la actriz Brigitte Bardot.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here