El presidente Trump firmó ayer domingo por la noche un paquete masivo de ayuda y gastos para el coronavirus, cediendo a una medida que él había llamado una «desgracia» días antes.

La ley, que combina 900.000 millones de dólares en ayuda para COVID-19 con el presupuesto del Gobierno hasta septiembre de 2021, fue aprobada por grandes mayorías en ambas cámaras del Congreso el 21 de diciembre, pero al día siguiente saltó la sorpresa al anunciar el presidente saliente que no iba a firmar la ley por considerar insuficientes las ayudas a familias y algunos otros aspectos..

En cambio, en una declaración posterior a la forma de la Ley el domingo por la noche, Trump dijo que los legisladores incluirán algunos de sus cambios.

Su firma evita un cierre parcial del gobierno, ya que el gasto se iba a agotar el martes, y pone fin a los días de incertidumbre sobre cuándo millones de estadounidenses recibirán el tan necesario alivio económico proporcionado por el proyecto de ley.

Entre sus muchas disposiciones, el paquete incluye pagos directos a los estadounidenses que reúnan los requisitos, por un valor de hasta 600 dólares por adulto y niño; un aumento de los beneficios semanales por desempleo; y fondos para la ayuda a pequeñas empresas y la distribución de vacunas.

Pero el retraso en la firma del paquete sí ha costado a millones de estadounidenses una semana de prestaciones de desempleo, ya que dos programas relacionados con la pandemia expiraron el sábado.

En una declaración propia, el líder de la mayoría del Senado Mitch McConnell, republicano de Kentucky, aplaudió a Trump por firmar el paquete, sin mencionar ninguna de las demandas de Trump: «El proyecto de ley no es perfecto, pero hará un enorme bien a los kentuckianos y estadounidenses que luchan en todo el país y que necesitan ayuda ahora», dijo McConnell.

Cómo se llegó a esta situación

El camino para que el presidente firmara la primera pieza importante de legislación de alivio de la pandemia desde la Ley CARES de 2 billones de dólares en marzo fue largo y tortuoso.

Después de meses de amargas negociaciones entre republicanos y demócratas, el Congreso aprobó el lunes pasado la ley combinada de ayuda y gastos para el coronavirus pero el martes, Trump bloqueó la aprobación de la norma, llamándola una «desgracia». Criticó al Congreso por no proveer más en pagos directos para los americanos, sugiriendo que el importe debería aumentar hasta $2,000 por individuo y $4,000 para las parejas.

Eso a pesar de que fueron miembros del propio partido de Trump los que rechazaron las propuestas de pagos más altos durante las negociaciones. Los republicanos del Senado bloquearon un esfuerzo bipartidista para incluir 1.200 dólares de pagos directos en el acuerdo de ayuda.

Trump también se quejó de que se estaba asignando demasiado dinero a la ayuda extranjera y a proyectos nacionales no relacionados con la pandemia de coronavirus. La realidad es que los líderes del Congreso aprobaron el proyecto de ley de ayuda en combinación con un proyecto de ley de gastos más amplio que financia al gobierno. El presidente ha firmado proyectos de ley que incluyen dinero para estos programas en los últimos dos años.

En Nochebuena, los demócratas de la Cámara de Representantes intentaron seguir el ejemplo de Trump y buscar mayores pagos directos por unanimidad, mientras que los republicanos de la Cámara de Representantes intentaron revisar la sección de ayuda exterior del proyecto de ley de presupuestos. Ambos cambios fueron bloqueados por el otro partido.

En su declaración del domingo por la noche, Trump dijo que la Cámara de Representantes votará el lunes sobre un proyecto de ley sugerido por él mismo para aumentar los pagos a los individuos de 600 a 2.000 dólares. Trump añadió: «El Senado iniciará el proceso para una votación que aumente los cheques a 2.000 dólares» y también dijo que «firmará el paquete Omnibus y Covid con un fuerte mensaje que deja claro al Congreso que hay que eliminar los artículos que sobran». La declaración de Trump también incluye artículos que no son ni siquiera parte del paquete de medidas de ayuda y del presupuesto.

Es muy poco probable, sin embargo, que la Cámara de Representantes dirigida por los demócratas acepte esas modificaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here