El ejército israelí lanzó fuego de artillería pesada y docenas de ataques aéreos contra Gaza durante la noche del jueves y la madrugada del viernes, mientras crecía el temor de que se lanzara una invasión terrestre del territorio para acabar con los disparos de cohetes de los militantes palestinos.
Mientras llovían los proyectiles israelíes, funcionarios de las Naciones Unidas dentro de Gaza afirmaban que decenas de personas habían huido de sus hogares en el norte y el este del enclave para buscar refugio en escuelas -pertenecientes a la agencia de ayuda de la ONU para los refugiados palestinos- que se consideran refugios de emergencia.
A pocos kilómetros de allí, los residentes de la ciudad israelí de Ashkelon volvían a huir a sus refugios antiaéreos, mientras las sirenas avisaban de una nueva andanada de cohetes lanzados por milicianos palestinos desde Gaza.

Una mujer israelí murió durante la noche al caerse en la calle y golpearse en la cabeza mientras corría hacia un refugio, dijo el ejército israelí el viernes, convirtiéndola en la octava israelí que muere desde que las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) y los militantes palestinos comenzaron a intercambiar fuego el lunes.

La campaña de bombardeos de Israel en Gaza ha causado ya la muerte de al menos 119 personas, entre ellas 31 niños y 19 mujeres, según informó el viernes el Ministerio de Sanidad palestino. Al menos 830 personas han resultado heridas como consecuencia de los ataques aéreos israelíes de esta semana, añadió el Ministerio de Sanidad.

La energía eléctrica se cortó en gran parte de Gaza durante la noche como consecuencia de los bombardeos israelíes. La Compañía de Distribución de Electricidad de Gaza informa de que se han producido graves daños en las redes eléctricas del norte de Gaza, así como en partes de la ciudad de Gaza y en otros lugares.

El jueves, el ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, advirtió que Israel tiene «muchos, muchos más objetivos» y no tiene límite de tiempo para sus operaciones militares contra Gaza. Israel ha llamado a filas a 7.000 reservistas del ejército hasta ahora, añadió. La mayoría de los analistas creen que la actual acumulación de una sola división de blindados e infantería no es suficiente para llevar a cabo una incursión tan importante.
En medio de los intensos disparos de artillería israelí contra Gaza a primera hora del viernes, hubo rumores -después desmentidos de forma concluyente- de que el ejército israelí había lanzado una posible invasión terrestre del territorio.
Un tuit del ejército, que decía simplemente «Las tropas aéreas y terrestres de las FDI están atacando actualmente en la Franja de Gaza» -que coincidió con el inicio de una nueva ronda sostenida de ataques aéreos y de artillería- llevó a muchas organizaciones de noticias a informar de que una guerra terrestre, muy discutida en los medios de comunicación israelíes el jueves, estaba en marcha.

«Con el enemigo agitando una campaña terrestre, decimos: cualquier incursión terrestre en cualquier zona de la Franja de Gaza sería, con el permiso de Dios, una oportunidad para aumentar nuestra cosecha de muertos y prisioneros enemigos», amenazaban por su parte las Brigadas Izz ad-Din al-Qassam, el ala militar de Hamás, en un comunicado el jueves.

En una sesión informativa para los medios de comunicación celebrada a última hora del viernes, Conricus dijo que el ejército israelí estaba preparado para «varias contingencias» y que seguiría disparando contra objetivos militares en Gaza mientras defendía a los civiles israelíes contra los cohetes.

Los milicianos palestinos han disparado 1.800 cohetes hacia Israel desde el lunes, según las Fuerzas de Defensa de Israel, de los cuales 430 no alcanzaron su objetivo. De ellos, 190 fueron disparados entre las 19:00 horas del jueves y la mañana del viernes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here