Las autoridades de Sri Lanka intentan evitar un posible desastre medioambiental que un buque portacontenedores que transporta productos químicos va a provocar con su incendio y previsible hundimiento frente al principal puerto del país.

El MV X-Press Pearl, con bandera de Singapur, comenzó a hundirse el miércoles, un día después de que las autoridades extinguieran un incendio que se mantuvo en el buque durante 12 días. Los esfuerzos por remolcar el barco a aguas más profundas, lejos del puerto de Colombo, fracasaron después de que la popa del barco se sumergiera y tocase el fondo del mar.

El incendio se produjo el 20 de mayo, cuando el barco estaba anclado a unas 9,5 millas náuticas (18 kilómetros) al noroeste de Colombo y esperaba para entrar en el puerto. La marina cree que el incendio fue causado por el cargamento de productos químicos del buque, que procedía del puerto de Hazira (India).

Los operadores del barco, X-Press Feeders, afirman que el incendio destruyó la mayor parte de la carga del barco, que incluía 25 toneladas de ácido nítrico y otros productos químicos. Pero se teme que los productos químicos restantes, así como cientos de toneladas de combustible de los depósitos del buque, puedan filtrarse al mar.

Este desastre podría devastar la vida marina y contaminar aún más las famosas playas del país. La catástrofe ya ha provocado el arrastre de residuos, incluidas varias toneladas de bolitas de plástico utilizadas como materia prima para fabricar bolsas de plástico.

El operador del barco informó el jueves de que la popa del barco estaba descansando en el fondo del mar a unos 21 metros (70 pies) bajo la superficie y que la proa del barco se estaba «asentando lentamente». Aseguró también que los expertos en salvamento permanecían con el buque «para controlar el estado del barco y la contaminación por petróleo».

El portavoz de la marina de Sri Lanka, Indika de Silva, hizo público que la marina y la guardia costera se estaban preparando para un derrame con la ayuda de la vecina India. India ha enviado tres barcos para ayudar, incluido uno específicamente equipado para hacer frente a la contaminación marina.

El manifiesto de barco describía que el X-Press Pearl transportaba algo menos de 1.500 contenedores, de los cuales 81 llevaban mercancías «peligrosas».

Ya se han vertido al mar hasta 3.000 millones de bolitas de plástico que están llegando a las playas. Esas bolitas, conocidas como nurdles, persistirán en el medio ambiente marino para siempre, ya que no son biodegradables.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here