Joe Biden ha anunciado el primer envío de estos drones kamikazes, (también municiones merodeadoras o drones suicidas) que tienen por objetivo los blindados rusos

Ucrania está recibiendo el apoyo de un gran número de países occidentales mediante, entre otros modos, el constante envío de material de guerra y parte de este armamento incorpora la tecnología occidental más sofisticada. De hecho, hace unos días, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció el envío de 100 drones tácticos Switchblade, conocidos como drones suicidas o drones kamikaze por su funcionamiento: explotan en el momento en que alcanzan su objetivo.

Desarrollado por primera vez para combatir a los insurgentes en Afganistán, el dron Switchblade se ha convertido en un elemento básico de los arsenales de operaciones convencionales y especiales del ejército estadounidense. Hay dos modelos de este dron «kamikaze»: el Switchblade 300 y el Switchblade 600. Lo que los diferencia es el tamaño de la munición que llevan.

El Mando de Operaciones Especiales de Estados Unidos lleva utilizando el Switchblade 300 desde principios de 2010 y en septiembre adjudicó a AeroVironment un contrato de 18 millones de euros para el Switchblade 600.

Switchblade 300

El Switchblade 300 lleva una carga explosiva de menos de un kilo y está diseñado para eliminar objetivos de infantería y artillería.

El Switchblade 300, que mide 60 centímetros y pesa unos 2,5 kilogramos, puede llevarse en una mochila y lanzarse desde un pequeño tubo similar al de un mortero. Tiene una velocidad de 160 km/h pero un alcance operativo muy corto de sólo 15 minutos (o 9,65 kilómetros), lo que lo hace verdaderamente táctico.

Switchblade 600

El Switchblade 600, en cambio, lleva una carga explosiva mayor. Tiene un mayor alcance operativo de 40 minutos (o 24 millas) y una velocidad de crucero de 112 km/h, pero también es más pesado: 54 kilogramos. Con una carga explosiva similar a la del misil antitanque Javelin, el Switchblade 600 está diseñado para derribar tanques y objetivos blindados.

El Switchblade 600 puede rastrear y atacar objetivos fuera de la línea de visión y destruir con precisión vehículos blindados ligeros con efectos letales. El modelo 600 puede transportarse y desplegarse fácilmente desde cualquier tipo de vehículo y permite a los operadores enfrentarse a los objetivos minimizando su exposición al fuego enemigo.

Municiones merodeadoras

Los dos misiles merodeadores (o municiones merodeadoras) tienen un sensor a bordo con GPS para guiarlos hasta el objetivo y pueden atacar tanto objetos móviles como fijos. También incluyen una función de «desactivación» que permite al operador abortar un ataque si cambian las circunstancias sobre el terreno, por ejemplo, si se acercan civiles al objetivo.

Además de realizar ataques, los Switchblades pueden recopilar información táctica, realizar tareas de vigilancia y adquisición de objetivos y proporcionar reconocimiento a los operadores, además de ayudar a los mandos a mejorar su conocimiento de la situación en el campo de batalla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí