Lituania se convierte en el primer país europeo que abandona las compras de gas ruso desde el inicio de la invasión de Ucrania

Ante las amenazas rusas de cerrar el grifo del gas siberiano que abastece a toda Europa, el ministro de energía de Lituania ha anunciado que el país ha estado operando todo el mes de marzo sin importaciones de gas ruso.

La empresa lituana encargada de distribución de gas a nivel nacional, Amber Grid, ha confirmado las afirmaciones del ministro y ha especificado que el flujo de gas ruso hacia Lituania durante el mes de marzo ha sisido igual a 0 Mw/h.

«Somos el primer país de la UE entre los países proveedores de Gazprom que se asegura la independencia del suministro de gas ruso, resultado de muchos años de política energética coherente y de decisiones infraestructurales oportunas», presume en su comunicado el ministro de Energía de Lituania, Dainius Kreivys.

Aunque no está claro si será suficiente para satisfacer todas sus necesidades, el país viene desarrollando desde hace años un plan para limitar su dependencia del gas ruso. Para ello inción la construcción de una planta regasificadora en la ciudad portuaria de Klaipeda a la que ahora se ha sumado una estación flotante de regasificación, que atiende a la moción aprobada por el parlamento lituano para que el Gobierno hiciese todo lo posible para dejar de consumir el gas que llega desde Siberia a través de ls gaseoductos.

Hasta hora parece que todo ha ido conforme a lo planeado aunque también es cierto que al anunciar la efectividad de la medida a posteriori, es posible que no estuvieran muy seguro de su éxito cuando empezaron a aplicarla, salvo que hubiesen previsto mantenerlo en secreto para evitar problemas de acaparamiento o de descontrol de precios ante la nueva situación.

En este contexto, la exigencia de Rusia de pagar el gas en rublos no tiene sentido, ya que Lituania ya no pide ni tiene previsto pagar el gas ruso. En respuesta, la empresa rusa de suministro de gas Gazprom ha informado a Amber Grid de que ya no tiene intención de exportar gas desde Rusia a través del interconector lituano-bielorruso.

Por ahora todo parece marchar bien aunque el pequeño tamaño de Lituania hae difícil que su modelo pueda extenderse a otros países de mucho mayor tamaño, especialmente al complicado caso alemán.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí