Los talibanes ordenan que las presentadoras de televisión afganas se cubran la cara

Los gobernantes talibanes de Afganistán han ordenado que todas las presentadoras de los canales de televisión se cubran el rostro en pantalla, según informó el jueves el mayor medio de comunicación del país.

La orden llegó mediante un comunicado del Ministerio de Virtud y Vicio de los talibanes, encargado de hacer cumplir las normas de la secta, y después como una orden del Ministerio de Información y Cultura. El comunicado calificó la orden de «definitiva y no negociable».

El comunicado fue enviado al Grupo Moby, propietario de TOLOnews y de varias cadenas de televisión y radio y el tuit con el que la empresa anunciaba haber recibido estas órdenes decía que se estaba enviando también a otros medios de comunicación afganos.

Otro directivo de un medio de comunicación local afgano confirmó que su emisora había recibido la orden y que le habían dicho que no se podía discutir, que la emisora no tiene otra opción. Habló con la condición de que ni él ni su emisora fueran identificados por miedo a tener problemas con las autoridades.

Varias presentadoras publicaron sus fotos en las redes sociales mostrando sus rostros cubiertos durante los telediarios. Una destacada presentadora de TOLO, Yalda Ali, publicó un vídeo de ella misma poniéndose una mascarilla que decía: «Una mujer borrada, por orden del Ministerio de la Virtud y el Vicio».

En otro canal, Shamshad TV, la aplicación de la orden fue desigual: mientras una presentadora apareció con el rostro cubierto el jueves, el mismo día por la noche otra presentadora hizo su trabajo con el rostro descubierto.

Durante la primera época de los talibanes en el poder, de 1996 a 2001, impusieron restricciones absurdas a las mujeres, obligándolas a llevar el burka integral que cubría incluso los ojos con una malla y prohibiéndoles la vida pública. y la educación

Tras tomar de nuevo el poder en Afganistán en agosto, los talibanes parecían haber moderado algo sus preceptos integristas, anunciando que no había código de vestimenta para las mujerea pero en las últimas semanas han dado un giro que ha confirmado los peores temores de los activistas de derechos humanos.

A principios de este mes, los talibanes ordenaron que todas las mujeres llevaran en público ropa de la cabeza a los pies que sólo dejara visibles sus ojos, el famoso burka. El decreto decía que las mujeres debían salir de casa sólo cuando fuera necesario y que los familiares varones se enfrentarían a un castigo por las violaciones del código de vestimenta de las mujeres, que iría desde una citación administrativa hasta los tribunales y la cárcel.

El líder talibán también emitió un decreto que prohibía a las niñas asistir a la escuela después del sexto grado, olvidando las promesas anteriores de los talibanes de que se permitiría la educación de las niñas de todas las edades.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí